23 de marzo de 2010
23.03.2010
Sexualidad

¿Género neutro?

Políticos y especialistas de Mallorca consideran que dar una salida legal al ´tercer sexo´, "algo excepcional y minoritario", no es una prioridad en las agendas y que incluso podría ir en detrimento de la reivindicación histórica de los transexuales

23.03.2010 | 07:30
¿Género neutro?
El debate sobre la instauración en España del género sexual neutro está sobre la mesa, pero no es una prioridad en las agendas de la isla. Tras conocerse la semana pasada que Australia había reconocido a un británico como individuo de sexo indefinido, ni hombre ni mujer, varias asociaciones de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de la península han alzado la voz pidiendo que se reconozca el ´tercer sexo´. Menor rapidez de reacción se ha dado en Balears, donde Ben Amics declinaba ayer posicionarse al respecto por estar pendiente de consensuar su postura esta misma semana.
A pesar de declararse "sorprendidas" por el caso australiano, el debate no pilla desprevenidas a la mayoría de formaciones políticas isleñas, conscientes de que es un tema que está a la vuelta de la esquina. La consellera de Asuntos Sociales del Govern, Fina Santiago, defiende que el sexo psicológico, y no el biológico, debe marcar la prioridad de las personas. Sin embargo, pone en tela de juicio la palabra neutro. "¿Qué significa realmente? Neutral es alguien que está en medio. Creo que es un término mal elegido si queremos hablar de un ´tercer sexo´, porque se confunde con asexual o con bisexual. Habría que elegir otra palabra y definir bien el concepto. Deberíamos estudiar bien el caso de Australia antes de ponernos a trabajar. De momento sé que hay un colectivo minoritario dentro de los transexuales que lo reclama", indicó. La directora insular de Igualdad del Consell, María José Varela, advirtió que de momento el caso del australiano Norrie May Welby es "único" e "insólito". "No sé exactamente cómo ha sido el proceso en Australia. El caso es que aquí, para cambiar una ley [y que pueda incluirse el sexo que uno cree que tiene en un documento oficial], se necesita el apoyo de bastante gente; es decir, un fuerte consenso social. Lo que sí tengo claro es que en cuestiones de sexualidad, debe prevalecer lo que uno siente a lo que uno es biológicamente. Por eso me parece que todos los avances jurídicos que vayan en esta dirección son muy positivos. En la Ley de Identidad de Género de 2007 no está recogido lo de neutro, pero es tan sencillo como introducirlo. Ahí ya se tiene en cuenta que los transexuales podrán modificar su nombre sin tener que cambiar sus genitales ni pasar por un procedimiento judicial. Eso sí, necesitan un informe médico", detalló.
A favor de la aceptación está también el coordinador de Esquerra Unida, David Abril, pero se muestra "escéptico" ante el reconocimiento legal del ´tercer sexo´: "Si llegara a aceptarse, no nos gustaría que fuera en detrimento del colectivo de transexuales que está luchando para que se les reconozca como hombres o mujeres cuando han nacido biológicamente lo contrario. Lo del género neutro todavía nos parece como algo excepcional, minoritario y aislado. Creemos que es prioritaria la reivindicación del transexual". Desde el PSM, se insistió en que para promover el reconocimiento del derecho a una identidad sexual neutra debe existir una demanda social. "Primero creemos que esta gente debería darse a conocer y pedirlo para que luego se debata públicamente", apuntó un portavoz.
Por último, la diputada del Partido Popular Isabel Llinàs pidió "sentido común" y "prudencia" al considerar que antes de dar una salida legal a la cuestión, hay que estudiar si científicamente es posible un ´tercer sexo´.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine