08 de abril de 2009
08.04.2009
arqueologia

Calvià recupera el Túmulo de Son Ferrer con fondos de la Unión Europea

Los trabajos de restauración, adecuación y señalización han durado nueve años y se incluyen en el proyecto del Puig de la Morisca

08.04.2009 | 02:00
Durante nueve años se ha estado excavando en el Túmulo de Son Ferrer en Calvià.
El Ayuntamiento de Calvià inauguró ayer la conclusión de las obras de restauración, adecuación y señalización que han llevado a cabo durante los últimos nueve años en el Túmulo de Son Ferrer, intervención que ha contado con una subvención procedente directamente de los fondos Feder de la Unión Europea.
La recuperación del Túmulo, localizado en la localidad de Son Ferrer en el municipio de Calvià, se inició en el año 2000 dentro del marco del proyecto de creación del Parque Arqueológico del Puig de Sa Morisca, y tras la firma de un convenio de colaboración con la UIB para el desarrollo cultural y científico de este enclave del Ponent de la isla.
Durante la excavación e investigación del yacimiento de Son Ferrer intervinieron más de 25 investigadores procedentes de la Universitat de les Illes Balears, Universitat Autònoma de Barcelona, Universitat de Barcelona, el Instituto Real de Patrimonio de Bélgica, el Museo de Cueva Pintada de Canarias, entre otros. De hecho, el túmulo se convirtió en un yacimiento escuela donde algunos alumnos de la UIB realizaron sus prácticas.
Los trabajos realizados por los arqueólogos, investigadores y estudiantes en prácticas a lo largo de ocho años en la recuperación del Túmulo de Son Ferrer han permitido, según indicaron durante la inauguración, conocer la compleja evolución de este yacimiento y disponer de una amplia información sobre su uso, cronología y significado. Hasta la fecha sólo se había excavado en la comunidad balear, y en la década de los 60, otro túmulo similar que, finalmente, fue destruido por unas obras quedando vedada así toda fuente docuemental.
Las obras efectuadas en Son Ferrer han permitido incluso diferenciar en el Túmulo cuatro grandes fases: del Bronce, del Bronce Final y Talaiótica, Post Talaiótica y 1750-1800.
Durante la fase del Bronce, y la Post Talaiotica, funcionó como necrópolis, de hecho, en una cueva del Túmulo han recuperado los restos de más de cien personas, entre los mismos, numerosos neonatos. También han sido recuperados un horno para cocer pan, pipas de fumar y numerosas cerámicas que ayer se expusieron públicamente.
A la inauguración del Túmulo de Son Ferrer acudió el alcalde de Calvià, el político del Partido Popular Carlos Delgado, acompañado por el vicerrector de investigación de la UIB, Jordi Lalucat, la teniente de alcalde de Patrimonio, Teresa Martorell y la regidora de zona de Son Ferrer, Carmen Morano. Indicaron que actualmente están trabajando en la publicación y difusión de los conocimientos científicos obtenidos de este proyecto y se preve unas jornadas de puertas abiertas próximamente.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

¡Síguenos en las redes!