07 de febrero de 2008
07.02.2008
instituciones. cambio en la dirección de es baluard

Marie-Claire Uberquoi: "Quiero que quede claro que me han destituido por razones políticas"

Apartada de la dirección de Es Baluard tras casi cuatro años al frente del museo, Uberquoi da su versión de los últimos acontecimientos y hace balance

07.02.2008 | 01:25
Marie-Claire Uberquoi, ante una obra de Miquel Barceló, en una de las salas de Es Baluard.
Tras casi cuatro años como directora, Marie-Claire Uberquoi abandona el museo Es Baluard muy decepcionada con los modos con los que ha sido apartada del cargo y sustituida por la crítica de arte del grupo Serra Cristina Ros, una apuesta personal de la alcaldesa de Palma que llega al cargo sin superar ningún concurso de méritos.
Desde el pasado mes de noviembre sabía que no continuaría en el puesto, pero lo que más le duele y jamás imaginó es que su sustitución, adelantada por este diario el 25 de enero, tomara carta de oficialidad en los periódicos de Pedro Serra, promotor privado del museo, justamente el día después de inaugurar en el centro su última exposición, Light Messages, de la que además es comisaria, un montaje temático que se exhibirá hasta el 1 de junio y que reúne obras de Chema Alvargonzález, Daniel Canogar y Bernardí Roig.
"Después de cómo se han desarrollado los últimos acontecimientos, sólo me interesa preservar mi integridad profesional", señaló ayer Uberquoi en conversación telefónica mantenida con este diario. "Y por este motivo, porque la alcaldesa no lo dijo en la rueda de prensa o porque no se le preguntó, quiero que quede claro que me han destituido por razones políticas", aseguró.
"El poder político que se concentra en el patronato del museo es inmenso", reflexionó en voz alta Marie-Claire Uberquoi. "Y yo desde mi llegada intenté desarrollar un programa atractivo desde el punto de vista local e internacional", subrayó. "Trabajé por prestigiar un museo que antes de asumir la dirección no conocía nadie en el exterior. Y todo eso luchando contra las muchísimas polémicas que lo rodeaban y que cuando llegué desconocía, luchando contra todo el mundo", apuntó la ex responsable del centro de arte que financian el Ayuntamiento de Palma, el Consell de Mallorca y el Govern, este año con 3,9 millones de euros.
Como ejemplo del trabajo realizado al frente del museo, Uberquoi citó a los artistas de prestigio que logró convencer para que expusieran en el centro, como Perejaume, "cuando muchos otros se negaban venir", apuntó. También destacó la exposición Bechtold 80. Inicio y obra reciente; Erró retrospectiva y Aporia, de Gloria Mas.
"Cuando el año pasado inauguramos la exposición de Glòria Mas, algunos señalaron que por fin dedicábamos una muestra importante a un artista mallorquín, cuando ya habíamos mostrado la obra de Bechtold, un creador tan ligado a esta tierra. Y cuando a Mas le resultaba mucho más interesante exponer en un museo a los tres años de su apertura que recién inaugurado", argumentó.
"Todas las exposiciones que yo he organizado en Es Baluard son dignas y puedo defenderlas", señaló Uberquoi. "Otra cosa son las que surgieron por iniciativa de los órganos de gobierno del museo", matizó.
Haciendo balance de sus casi cuatro años al frente de Es Baluard, Uberquoi se mostró ayer especialmente satisfecha con el apoyo que, sobre todo en estos momentos, le han manifestado los artistas, especialmente Bernardí Roig, Daniel Canogar y Chema Alvargonzález, protagonistas de la última exposición en Es Baluard, que el martes firmaron un manifiesto en su defensa en el que declaraban: "Consideramos a Marie-Claire Uberquoi una respetable profesional con la que hemos colaborado con ilusión en la elaboración de este proyecto -la exposición Light Messages- y que no merece el trato humillante del que ha sido objeto. Con este hecho se demuestra que en el seno del patronato existe una relación incestuosa entre poder, política y medios de comunicación propia de un caciquismo provinciano y no la que debe haber en una sociedad democrática".
"Hay que tener en cuenta que Daniel Canogar, Chema Alvargonzález y Bernardí Roig son artistas que para el proyecto que presentan en Es Baluard confiaron en mí y en mi trabajo. Y con la manera en que se anunció mi destitución, coincidiendo con la inauguración de la exposición, quedaron totalmente consternados, porque no se respetaron las mínimas reglas", aseguró la ex directora. "Desde que se supo la noticia me han llamado de todos lados para darme apoyo. Lamento que la energía que he puesto en el museo pueda perderse ahora", dijo.
Marie-Claire Uberquoi, que efectuó estas manifestaciones a este diario por teléfono, en una conversación de unos diez minutos de duración, suspendió a última hora una entrevista concertada por la tarde para justificar cada una de estas afirmaciones y dar su versión completa de los acontecimientos que la han apartado de la dirección del museo.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!