ADIÓS AL INSOMNIO

Dormir es fundamental para sobrevivir ¿Y la siesta? ¿Tienen significado los sueños?

Cuatro millones de españoles sufren insomnio, un problema que aumenta el riesgo de padecer diabetes, hipertensión y otras enfermedades vasculares

Dormir es fundamental para sobrevivir, pero por qué se desaconseja echarse la siesta

Dormir es fundamental para sobrevivir, pero por qué se desaconseja echarse la siesta / Freepik

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a los adultos dormir entre 7 y 8 horas al día. Y es que, mientras dormimos, nuestro cuerpo realiza tareas vitales. 

Lo más obvio es que realizamos varias tareas de recuperación y mantenimiento que no son posibles durante la vigilia.

Parte del sueño es clave para una correcta formación y desarrollo neurológico; además, mientras nos falte el descanso, varias capacidades cognitivas como la atención, la memoria o nuestra toma de decisiones se ven disminuidas.

Sin embargo, como explica ‘Guías de Salud’ el doctor Pablo Barrecheguren, autor del libro ¿Por qué soñamos? (Plataforma Editorial), la falta de sueño aumenta la mortalidad

  • “Y, en general, se ha asociado la falta de sueño con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, hipertensión y otros problemas vasculares.
  • Además, por ejemplo a nivel deportivo están documentados efectos como una bajada del rendimiento tras una noche de insuficiente descanso”, resalta el investigador. 
Los “durmientes con insomnio” son más propensos a sufrir enfermedades crónicas.

Los “durmientes con insomnio” son más propensos a sufrir enfermedades crónicas. / Adobe Stock

No obstante, en humanos es difícil saber si un insomnio prolongado puede llevar a la muerte.

  • “Sabemos que en modelos de experimentación animal (como moscas y ratones), sí que un insomnio prolongado produce la muerte, pero en humanos la información es mucho más escasa".

"Lo que está claro es que el insomnio deteriora gravemente tanto la salud física como mental”.

El motivo por el que no debes echarte la siesta

El experto considera que hay cierta conciencia de cómo la cafeína afecta a nuestra capacidad de conciliar el sueño, pero con otras moléculas se es menos consciente.

Un caso claro es el alcohol, el cual aunque genera una somnolencia, cuando hemos bebido la calidad del sueño se desploma y su uso regular genera grandes problemas de sueño.

Insomnio, un problema que afecta a millones de españoles

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), cuatro millones de adultos españoles sufren insomnio. Es uno de los trastornos del sueño más frecuentes, seguido del síndrome de las piernas inquietas y del síndrome de apneas-hipopneas del sueño.

La SEN también estima que entre un 20 y un 48% de la población sufre en algún momento dificultad para iniciar o mantener el sueño y que en al menos un 10% de los casos es debido a algún trastorno de sueño crónico y grave

Ictus, alzhéimer o insomnio: por qué las mujeres sufren más enfermedades neurológicas

Ictus, alzhéimer o insomnio: por qué las mujeres sufren más enfermedades neurológicas / Freepik

Y respecto a la siesta, ni de 15 ni 30 minutos. El doctor Barrecheguren recomienda:

“Si dormimos bien por la noche, de entrada no debería ser necesario echarse la siesta rutinariamente y, además, es desaconsejable porque según su duración, cuando sea, etc. puede dificultar conciliar el sueño por la noche. Y eso sin entrar en temas como si es un hábito saludable, que es un tema complejo al cual le dedico un capítulo entero del libro”.

Todo lo que debes saber sobre los sueños

Los sueños son toda una incógnita. No obstante, sí sabemos que podemos soñar tanto en fase REM como NREM (etapa de descanso), pese a que la mayor parte de ellos se den en el primero. 

El científico resalta que “aunque es todavía un tema abierto, se cree que los sueños complejos podrían ser una consecuencia directa o indirecta de las tareas que hace el cerebro durante la fase REM, entre ellas procesos que involucran a la memoria y el procesamiento emocional de nuestros recuerdos”.

¿Para qué sirven los sueños?

El doctor aclara que “sí que sabemos la función biológica de las fases del sueño, incluida la fase REM, es mucho más debatible que los sueños tengan una función en sí mismos.

Es más, algunas funciones se han descartado con los años: por ejemplo, inicialmente se creía que las pesadillas eran una forma de entrenamiento frente a estrés, miedos… exponiéndose a ellos para que cada vez nos afecten menos. Ahora sabemos que esto no solo es falso, sino que además las pesadillas aumentan el estrés emocional e impactan negativamente en algunas capacidades cognitivas cuando estamos despiertos”.

El insomnio tecnológico es una consecuencia del mal uso de las redes sociales.

El insomnio tecnológico es una consecuencia del mal uso de las redes sociales. / Adobe Stock

¿Carecen de significado los sueños?

Todos nos hemos preguntado alguna vez qué significa que soñamos que nos caemos, nos faltan dientes o que llegamos tarde a un examen. Pero el especialista es claro: “carecen de significado místico o trascendental”.

“Es más, existen diversas maneras para modificar su contenido. Lo único que ocurre es que como hay una cierta influencia entre lo que vivimos, especialmente eventos o preocupaciones recientes que tengan mucho impacto emocional, y lo que el cerebro procesa durante la fase REM; por eso es habitual que los sueños se “empapen” de estas experiencias, ya que los sueños se construyen a partir de la memoria”.

Cómo conciliar mejor el sueño

Es importante en caso de padecer insomnio se debe consultar con un médico para asegurarse que la causa no sea un problema de salud subyacente. “Hay varios frentes que podemos abordar para ayudarnos a conciliar mejor el sueño: 

  • Horarios regulares de levantarnos y acostarnos
  • Evitar el consumo de alcohol (especialmente varias horas antes de irnos a la cama),
  • No realizar actividades deportivas poco antes de irnos a dormir”.

Y, por supuesto, evitar el uso del móvil antes de irnos a dormir. Barrecheguren señala que “es problemático por dos motivos: uno es que si el contenido que consultamos nos activa, excita,… eso nos dificultará conciliar el sueño”.

Aunque el contenido sea apacible, el uso de pantallas electrónicas (móviles incluidos), puede generar problemas para dormir “porque su luz inhibe la producción de melatonina, y esta es una de las moléculas clave en el sueño”.