Para mantener una vida saludable, es importante mantener una dieta equilibrada y variada que incluya diferentes alimentos, entre ellos las nueces, que tienen un delicioso sabor y ofrecen numerosos beneficios para la salud.

Las nueces pueden consumirse solas, añadidas al pan, al yogur y en todo tipo de postres y bizcochos. Además, son excelentes para el corazón, mejorando la salud cardíaca de quienes las consumen. Sin embargo, es crucial asegurarse de que se conserven correctamente para evitar que se pongan malas.

Las nueces pasadas pueden ser perjudiciales para la salud, ya que su oxidación puede generar moho y producir un regusto rancio desagradable. La cáscara de las nueces suele mantenerse intacta por más tiempo que el interior, lo que dificulta la detección de si se han pasado o no. Para mantenerlas en buen estado, es recomendable guardarlas en un lugar fresco, oscuro, seco y ventilado, como la despensa.

Nueces Shutterstock

Las nueces pueden mantenerse en buen estado durante un máximo de seis meses, pero si las guardamos en el congelador, pueden durar hasta un año. Es importante prestar atención a cualquier señal de que las nueces se han pasado, como su sabor rancio y desagradable. Si se usan nueces pasadas en una receta, además de afectar a la salud, también puede estropear el resultado final.

Los beneficios de las nueces para nuestra salud

Las nueces son un alimento muy saludable y beneficioso para el cuerpo humano. A continuación, se presentan algunos de sus beneficios:

  1. Mejora la salud cardíaca: Las nueces contienen grasas saludables como los ácidos grasos omega-3 y omega-6, que ayudan a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Esto puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.
  2. Fortalece el cerebro: Las nueces son ricas en antioxidantes, vitamina E y ácido fólico, que pueden ayudar a proteger el cerebro de daños oxidativos y mejorar la memoria y la concentración.
  3. Ayuda a controlar la diabetes: Las nueces son bajas en carbohidratos y ricas en fibra, lo que ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre y mejorar la sensibilidad a la insulina.
  4. Favorece la salud ósea: Las nueces son ricas en calcio, magnesio y fósforo, que son nutrientes esenciales para la salud ósea y muscular.
  5. Ayuda a controlar el peso: A pesar de ser ricas en calorías, las nueces son saciantes y pueden ayudar a controlar el apetito, reducir la ingesta de alimentos y promover la pérdida de peso.
  6. Mejora la piel: Las nueces contienen vitaminas B y E, que pueden ayudar a mantener una piel saludable y radiante.

En general, las nueces son un alimento nutritivo y saludable que se puede incorporar fácilmente a una dieta equilibrada y variada.