¿Sabías que lo que comes y bebes puede afectar a la función que tiene un medicamento en tu cuerpo? Las reacciones entre fármacos o el cambio en su efectividad dependiendo de la forma en la que los ingerimos son conocidas, pero la variación de su efecto en el cuerpo por culpa de los alimentos que tomamos aún están investigándose.

Un estudio realizado por el Colegio Médico de Wisconsin en Estados Unidos sugiere que algunos edulcorantes artificiales afectan a la forma en la que el cuerpo metaboliza los medicamentos, incluidos los antibióticos, antidepresivos y antivirales.

La investigación mostró que la sucralosa y el acesulfame de potasio interrumpen la función de una proteína que ayuda a eliminar las toxinas y drogas del cuerpo. Estos edulcorantes pueden encontrarse en chicles, refrescos, bebidas energéticas, bollería, helados, yogures, entre muchos otros, por lo que están presentes en gran parte de los alimentos procesados.

Aunque los investigadores han indicado que es necesario investigar más sobre el tema, no es el único descubrimiento que se ha hecho sobre los efectos de alimentos sobre medicación.

Los cítricos y los medicamentos

Se conoce que los cítricos, concretamente el pomelo, afectan a la absorción de 85 medicamentos diferentes, desde los que ayudan a reducir el colesterol hasta los que son usados para personas que sufren depresión.

Esto se debe a que estas frutas contienen unos compuestos llamados furanocumarinas que pueden interferir con una enzima del cuerpo que tiene como función descomponer estos medicamentos y reducir la cantidad de fármaco que entra en la sangre.

Simon Maxwell, profesor de farmacología clínica en la Universidad de Edimburgo, ha explicado al periódico Daily Mail que las cantidades de los fármacos que se recetan tienen en cuenta este proceso. Por ello, el mal funcionamiento de esta enzima provoca que haya niveles altos de los medicamentos en sangre, algo que puede resultar muy peligroso.

"Esta interacción se produce en parte en el intestino, lo que permite una mayor absorción, pero también ocurre de forma significativa en el hígado, lo que impide que se elimine progresivamente el fármaco en las horas posteriores a la absorción", indica.

Efectos positivos

No todas las combinaciones son malas. Beberse un café solo puede mejorar el efecto del paracetamol porque la cafeína que contiene la bebida acelera la absorción del medicamento en el intestino. Así lo explica el farmacéutico especializado en interacciones entre medicamentos y alimentos, Aidan Goggins.

Aunque la investigación aún se encuentra en sus inicios, muchos de estos vínculos se han encontrado por accidente. Goggins aclara que esto se debe a que durante años, se han hecho los estudios con el mismo tipo de comida, por lo que hay reacciones con alimentos no estudiados que no se han podido detectar con antelación.

"En los años posteriores a la salida al mercado de los medicamentos es cuando se descubren las interacciones clínicamente relevantes con otros alimentos, por lo que con frecuencia se omiten del envase del medicamento y el paciente nunca recibe información sobre ellas", explica.

En cualquier caso, es imprescindible seguir las indicaciones de nuestro médico y leer el prospecto de los medicamentos antes de ingerirlos.