Fútbol

Locura por Mateu Morey en Petra

El nuevo lateral derecho del Mallorca recibe el enorme cariño de sus vecinos en un acto que ha dejado pequeña la Plaça Ramon Llull de la localidad del Pla

Petra se ha rendido este miércoles a uno de sus más ilustres vecinos. Mateu Morey ha desatado la locura esta tarde en la Plaça Ramon Llull, que casi se ha quedado pequeña para vitorear al lateral derecho, que después de cinco años lejos de la isla, en los juveniles del Barcelona y en el Borussia Dortmund alemán, ha regresado para ser jugador del Mallorca.

Escoltados por los dos Dimonis de la localidad del Pla, uno de ellos Banyeta Verda, el futbolista ha aparecido vestido con la nueva equipación de los bermellones para la temporada 2024/2025 para hacer las delicias de los más pequeños, que le han pedido autógrafos y fotografías.

Ha sido un gran acto de bienvenida en su casa, con la colaboración del propio club, que ha evidenciado el enorme cariño y orgullo hacia Morey, que no ha parado de sonreír a todos a pesar del cansancio de la primera sesión efectuada esta mañana bajo las órdenes de Jagoba Arrasate en Son Bibiloni. Uno de los momentos más emotivos ha sido cuando ha posado con sus padres y se ha llevado una fuerte ovación.

Morey ha firmado con el Mallorca por una temporada, con opción a dos más, en la que espera reivindicarse tras haber vivido el lado oscuro del fútbol. Tres años de lucha contra las lesiones, primero tras una rotura de los ligamentos de su rodilla derecha en 2021 y, más adelante, en 2022, una rotura en el menisco lateral de la rodilla izquierda, que le han hecho vivir un calvario que ya ha quedado atrás. 

Ahora vuelve con ganas de hacerse un hueco en el once de los baleares en un equipo en el que tendrá la competencia de Gio González en el flanco derecho porque todo apunta a que Pablo Maffeo se acabará marchando.

La nueva etapa de Morey en el Mallorca coincidirá con el cambio de ciclo en el banquillo con la llegada de Jagoba Arrasate. "Me siento con mucha fuerza e ilusionado por todo lo que viene. Uno siempre quiere que estas cosas vayan rápido, pero se toman su tiempo. Lo importante era que llegara el día y el momento, estoy muy contento", señaló.