Fútbol. Primera División.

El objetivo del Real Mallorca es alcanzar los 23.000 abonados

 Alfonso Díaz, CEO de Negocio de la entidad, espera que con la tecnología NFC que quieren implantar para los tornos se mejore la rapidez en el acceso a Son Moix

Alfonso Díaz, Ceo de Negocio del Mallorca, y Román Albarrán, director de Área Social.

Alfonso Díaz, Ceo de Negocio del Mallorca, y Román Albarrán, director de Área Social. / m.ch.

Miguel Chacártegui

Miguel Chacártegui

El RCD Mallorca quiere alcanzar la cifra de 23.000 abonados la próxima temporada. El curso pasado se marcaron los 20.000 como objetivo, algo que cumplieron llegando a los 20.700. Román Albarrán, director de Ticketing y del Área Social, ha explicado que las tres mil restantes hasta el pleno de capacidad de Son Moix estarán reservadas para la venta de entradas. "Este año nos hemos marcado 23.000, porque es importante tener un remanente de entradas para el aficionado. Si llegamos a esa cifra sería espectacular. Queremos mantener esos 21.000, que es el inicio, y a partir de ahí veremos cómo evoluciona la situación", ha comentado.

"Sería complicado y tendríamos que valorarlo. Es un estadio de 26.000 plazas y nos interesa que sean 23.000 abonados y dejar margen para la venta de entradas", ha confesado acerca del supuesto escenario en que hubiese más de veintitrés mil socios el curso que viene.

En cuanto al precio de los abonos, Albarrán ha explicado que buscan "premiar" al abonado. "Este año se ha hecho una pequeña revisión razonable de precios. Siempre premiamos al abonado que ha estado con nosotros la temporada. Las altas nuevas son más caras, suelen ser asientos que no están tan centrados. Queremos que estén con nosotros", ha destacado.

Con un calendario que ha designado que los llamados 'grandes" visiten la isla en la primera vuelta, el directivo ha afirmado que ello no ha condicionado el coste de los abonos. "Los precios ya estaban pactados desde hace tiempo. Va a influir en que se va a apuntar más gente desde el principio", ha asegurado.

Por otro lado, Alfonso Díaz, CEO de Negocio del club, ha reconocido que mejorar los accesos al campo y el tiempo de espera es uno de sus objetivos. "A nadie le gusta hacer colas y nuestro objetivo es que el acceso al campo sea lo más rápido posible. Hemos aumentado el número de tornos y el número de puertas. Ahora tenemos que conseguir que el momento de acceder sea lo más rápido posible. Ahí entra el NFC, sabemos que con el código QR había esos segundos de lectura. De esta manera será mucho más instantáneo. Creo que es el punto más débil que tenemos y tenemos que mejorarlo"

En cuanto a la zona visitante, que provocó situaciones tensas como en el partido ante el Betis de la pasada temporada, ha confirmado que seguirán ubicados en el mismo lugar: "La zona visitante tiene que estar ubicada en el lado opuesto de la grada de animación. Tiene que ser en la parte norte y por tema de accesos y arquitectura se decidió que la mejor zona era la Grada Alta Oeste. Vamos a tener ese espacio, bien dimensionado, para que tenga cabida la afición visitante y con la posibilidad de que se pueda reducir si necesitamos más entradas para nuestra afición".

Para acabar, ha confirmado que se celebrará el Trofeu Ciutat de Palma y que están a la espera de cerrar el rival. "Estamos cerrando el contrincante para el Trofeu Ciutat de Palma. Queremos que sea un día de presentación del equipo como lo ha sido siempre. Es verdad que por las circunstancias llevamos tiempo sin hacerlo. La idea es que sea el 10 de agosto", ha concluido.