Fútbol. Primera División.

Mats Hummels, todo un campeón del mundo

 El defensor alemán, en el tramo final ya de su carrera deportiva, busca un nuevo reto alejado de los grandes focos y Mallorca es un escenario ideal para ello

Hummels felicita a Müller

Hummels felicita a Müller / EFE

Redacción

El nombre de Mats Hummels está sobre la mesa de la dirección deportiva del RCD Mallorca. El veterano defensor, que ha acabado un ciclo en el Borussia Dortmund, es uno de los grandes nombres del fútbol alemán. Con 35 años, y habiéndolo ganado todo a nivel nacional y un Mundial en 2014, está en búsqueda de un proyecto con el que concluir de manera tranquila una carrera prolífica y llena de éxitos, siendo Mallorca un escenario ideal para ello y es por ello que se ha ofrecido al club.

Con una carrera que se ha dividido entre el Borussia Dortmund y el Bayern de Múnich, Hummels es considerado uno de los mejores centrales de Alemania del siglo XXI. Debutó en la Bundesliga en la temporada 2005/06 con el Bayern cuando apenas tenía 18 años. Dos temporadas después, se marchó al gran rival para empezar a forjar una carrera de leyenda.

En ocho temporadas en el Dortmund alzó dos Bundesligas, dos Supercopas y una Copa. En 2014, sin embargo, tocó el cielo al conquista la Copa del Mundo disputada en Brasil. En 2016 el Bayern le repescó, para tres campañas después (con tres ligas, dos Supercopas y una copa nacional más) regresar de nuevo al Borussia, donde ha jugado hasta esta temporada.

Conquistar la Champions League ha sido su gran deseo nunca conseguido, llegando a perder dos finales, ambas con el Borussia Dortmund. En la última, este curso, cayó en la final ante el Real Madrid tras un torneo para enmarcar, siendo elegido MVP en las semifinales.

Quedarse fuera de la Eurocopa (al igual que del Mundial de 2022) que se está disputando en su país ha sido una decepción para Hummels, que veía la posibilidad de la cita continental como la ocasión ideal para colgar las botas a nivel de selecciones.

Líder natural, destaca por su poderío aéreo (cada año aporta con goles), habilidad al lanzarse al suelo y una gran salida de pelota desde atrás. La velocidad no es su fuerte, pero lo iguala con un gran sentido de la colocación. Con 35 años, Hummels quiere probar una nueva aventura fuera del fútbol alemán y la opción de recalar en el Mallorca está sobre la mesa.

Suscríbete para seguir leyendo