Fútbol

El Mallorca B abre en Asturias la final por el ascenso a Segunda RFEF

El técnico Gustavo Siviero advierte de la dificultad de L’Entregu y de un campo de «dimensiones particulares»

Wade, jugador del Mallorca, en el entrenamiento del filial en Lezama

Wade, jugador del Mallorca, en el entrenamiento del filial en Lezama / RCDM

Manuel Fernández

Manuel Fernández

El Mallorca B abre este domingo en Asturias (12:00 horas, estadio Nuevo Nalón, retransmitido por IB3 Televisió) la final por el ascenso a Segunda RFEF ante L’Entregu, el representante asturiano. El once bermellón podría ser a priori favorito ante un equipo que acabó quinto en la tercera división asturiana, ya que los de Gustavo Siviero finalizaron segundos en el grupo balear y son un filial de un club de Primera.

Sin embargo, el conjunto del Principado cuenta con dos factores a su favor, al menos en este partido de ida: las dimensiones de su campo (100x60 metros) y que ya la temporada pasada luchó por subir.

El equipo que dirige Adrián González confía en la experiencia de sus futbolistas más veteranos y en la calidad de los jóvenes. Y en el apoyo de una afición que está volcada con su equipo y que llenará una instalación con capacidad para 1.200 personas.

El filial entrenó este sábado en Lezama

Sin ausencias destacables en ninguno de los dos equipos, el duelo se presume complicado para un Mallorca B que deberá lidiar con las características de su rival. «Tendremos que hacer las cosas bien y competir a la altura de lo que exige el partido», aseguró Gustavo Siviero, técnico del filial, que espera un L’Entregu que les va «a llevar al límite».

«Tienen jugadores expertos, jóvenes con proyección y un campo con unas dimensiones particulares. Nos van exigir», concluyó el técnico del filial bermellón, que este sábado se ejercitó en las instalaciones del Athletic, en Lezama.