Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

Un punto de conformismo

Pablo Maffeo. GUILLEM BOSCH

No perder no ha sido nunca malo en el fútbol, pero desde que las grandes ligas establecieron que los empates solo se premiaban con un punto han perdido gran parte de su atractivo. El Mallorca se conformó con una igualada que en las horas previas Aguirre daba por buena. El punto ya figura en el casillero del Mallorca y se ha evitado llegar al parón liguero en puestos de descenso, pero la segunda premisa, la de dejar un regusto de buen fútbol ante el Athletic, no se ha cumplido.

Aguirre agitó el árbol con una alineación con tres cambios en el once con el que suele iniciar el partido. Larin corrió mucho, pero no dejó ninguna oportunidad clara. Samú Costa estuvo simplemente correcto y el mejor de los noveles fue Van der Heyden, que merece seguir contando en una defensa que, por vez primera en lo que va de Liga, logró dejar su portal a cero.

El partido, o mejor dicho el balón, estuvo en manos del Athletic la mayoría del tiempo. Es el estilo de juego del Mallorca pero ante los grandes uno espera que en Son Moix y ante el Athletic no deba primar esa máxima. Dos excepciones temporales, los 15 primeros minutos y los últimos 10, pero eso es poco para lograr una victoria que es necesaria. Muriqi, que ya no es solo delantero sino jugador multiusos, la tuvo en sus botas.

El equipo tiene mucho margen de mejora, especialmente en la fase creativa, en la que Darder no ofrece todo lo que sabemos atesora. Los quince días que quedan para el partido ante el Celta han de servir para fortalecer conceptos, que sirvan para enderezar la situación. De lo contrario se va a sufrir.

Compartir el artículo

stats