Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Real Mallorca: Más puntos que buen juego

Pese a que Aguirre admite que los bermellones no están al nivel de antes del parón por el Mundial, la realidad es que tras Qatar son el tercer mejor equipo de los que luchan por evitar el descenso

Maffeo y Dani Rodríguez se abrazan tras el gol ante el Celta. rcdmallorca

Hasta Javier Aguirre ha confesado en más de una ocasión en los últimos días que el parón por el Mundial no le ha sentado nada bien al Mallorca, pero la realidad es que si solo se le hace caso a los números, le desmienten. Y más si se comparan los de su equipo con el resto de rivales que luchan por evitar el descenso. Solo el Espanyol, con ocho puntos, y el Sevilla, por extraño que parezca que esté ahí, con siete, presentan mejores guarismos que los bermellones, que han sumado seis de los doce posibles.

Han ganado los dos partidos disputados en Son Moix y ha perdido los otros dos que ha jugado cuando ha cogido el avión, aunque es cierto que las sensaciones que ha dejado no son las mismas que cuando se fue de vacaciones en noviembre, por la cita de Qatar, tras sumar diez de doce posibles. «Desde que nos fuimos no hemos vuelto al nivel que teníamos. No hemos jugado fluidos y no hemos tenido ese fútbol que nos gustaría a todos tener», reconoció el técnico mexicano tras vencer al Celta el pasado viernes (1-0) en un duelo en el que el Mallorca sufrió de lo lindo. «Es que jugamos muy mal, salimos como empanados en la primera parte y hasta tuvimos fortuna de irnos con empate al vestuario. No estábamos en el partido, pero el equipo salió bien en la segunda. Ajustamos unas cuantas cosas, cambiamos un par de jugadores y, aunque el rival nos complicó las cosas, estamos contentos con el triunfo», valoró. 

Y tenía razón. Los rojillos regresaron a la competición liguera el 30 de diciembre, día en el que mostraron una de sus peores versiones ante un Getafe que fue mejor (2-0) en el Coliseum Alfonso Pérez. No es que el juego mejorara sustancialmente en la siguiente jornada ante el Valladolid en Palma, ni mucho menos, pero un gol de Abdón en el minuto 93 tapó las carencias que había evidenciado en ataque (1-0).

El Sadar siempre es difícil, pero el Mallorca tampoco volvió a estar fino frente a Osasuna, sobre todo a nivel ofensivo, y acabó cayendo en un despiste defensivo impropio del nivel que está exhibiendo esta campaña con el tanto de Aimar (1-0). Más allá de la eliminación en la Copa del Rey ante la Real Sociedad (1-0), en un choque en el que los habituales suplentes no mejoraron a los indiscutibles, el encuentro frente al Celta estaba marcado en rojo. Salió bien y eso es lo que importa, sobre todo si se mira la clasificación, pero volvió a quedar claro que todavía no están al nivel que ya ha demostró entre octubre y noviembre. 

Sin embargo, la noticia más esperanzadora es que, a pesar de todo eso, ha sido capaz de mantener la misma distancia con el descenso en la jornada dieciocho que la catorce, ocho puntos. Y no todos pueden decir lo mismo, ni mucho menos. Por ejemplo, el Valladolid ha perdido los cuatro partidos tras la Copa del Mundo y ha caído a la antepenúltima posición después de estar en la media tabla, con seis de ventaja respecto al fuego. O el mismo Getafe, que precisamente solo ganó al Mallorca y que lleva tres derrotas seguidas, lo que ha provocado que esté empatado con el antepenúltimo. Tiene diecisiete puntos, los mismos que un Celta que tampoco levanta cabeza tras la Navidad a pesar de tener un entrenador nuevo, Carlos Carvalhal.  

Justo lo contrario que el Espanyol, que está alejándose del vagón de cola tras un mal inicio de curso y que con estos ocho puntos ha sido capaz de respirar. El Sevilla también mira hacia arriba tras estar entre los tres peores gracias a haber acumulado siete, mientras que el Cádiz, el rival este sábado de los baleares, sigue abajo, solo mejorando a un Elche que parece desahuciado.

Compartir el artículo

stats