50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fondo CVC, así lo invierten los clubes

Los británicos ya han puesto a disposición de las entidades de fútbol 908 millones de euros, casi la mitad del total comprometido, mientras que el resto lo abonarán en los dos próximos años. El Mallorca ha aprovechado los 28,9 que recibe para la remodelación del estadio de Son Moix.

5

Así invierten los clubes el fondo CVC

El Mallorca es uno de los 38 clubes de LaLiga que se sumaron al proyecto de CVC (todos menos Madrid, Barça, Athletic e Ibiza) que ya ha hecho uso de 670 de los alrededor de 1.900 millones de euros que el fondo británico va a aportar a la competición a cambio del 10% del beneficio de explotación de sus derechos de TV durante 50 años. Un acuerdo puesto en marcha hace ahora un año y medio y que fue definitivamente ratificado por los clubes el pasado mes de diciembre.

Esas es la principal conclusión de un informe elaborado por LaLiga, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, del mismo grupo editorial de DIARIO de MALLORCA, sobre la evolución durante la temporada 2021/22 de LaLiga Impulso, la sociedad creada por los clubes y el fondo para la explotación y desarrollo de su proyecto en común que, según la institución que preside Javier Tebas, «va a permitir acelerar el desarrollo de los clubes 20 años en términos de inversión, crecimiento, infraestructura y profesionalización».

La entidad bermellona, que recibirá 28,93 millones, no ha perdido el tiempo y ya ha aprovechado los recursos que le proporciona el acuerdo al destinarlos a la remodelación del estadio de Son Moix. De hecho, los aficionados ya están disfrutando de la Tribuna Este, aunque todavía quedan tres fases más para que en enero de 2024 la casa del mallorquinismo sea una realidad. El coste total es de unos veinte millones de euros —5,4 esta primera fase—, un dinero que sirve para que la pista de atletismo sea historia. Su supresión ha acercado a los hinchas a tan solo 8,5 metros del terreno de juego en la anteriormente llamada Tribuna de Sol, eliminándose de esta manera la enorme distancia existente (42.4 metros en los fondos y 25 en los laterales). Y es que el proyecto de remodelación implica la construcción de gradas alrededor del terreno de juego formando un anillo completo conectado con las actuales gradas altas de tribuna y Este, con la novedad de que esta última cuenta con un voladizo, por lo que 6.656 espectadores se pueden resguardan de la lluvia y del sol en épocas de altas temperaturas. La capacidad del estadio será de 20.500 espectadores una vez esté finalizado —ahora son 19.000—, aunque existirá la opción de aumentarlo hasta los 25.000.

A pesar de que el estadio es de propiedad municipal, el Mallorca asume todos los gastos. Por eso el Ayuntamiento de Palma concedió una prórroga de 25 años de la cesión del recinto, por lo que pasará a estar vigente hasta 2064 y no hasta 2039, como estaba previsto. Es una de las consecuencias de una inversión necesaria para que Son Moix se modernizara y mejorara, en palabras de Alfonso Díaz, CEO del club, «la experiencia de los aficionados cuando animan al equipo».

Por ahora, conforme a los plazos previamente fijados, CVC ha aportado alrededor de la mitad de su inyección de capital total. En enero, como anticipo, realizó un primer pago de 394 millones de euros, complementado con otros 220 en febrero, cuando se firmó finalmente la operación. Entre junio y julio de este mismo año, LaLiga recibió dos nuevos cobros, que ascendieron a un total de 293 millones de euros.

En total, el fondo británico ya ha aportado 908 millones a LaLiga. El resto lo abonará mediante dos pagos de 449 millones en los meses de junio de 2023 y 2024. Todo este dinero se aporta, sin retorno directo para CVC, a LaLiga Impulso y esta a su vez lo distribuye a los clubes (no de manera equitativa, sino en función de su ‘peso’) mediante préstamos participativos al 0% de interés, que deberán devolver en un máximo plazo de 40 años.

EL REPARTO

El 15% del dinero está destinado a la reestructuración de deuda, otro 15% a incrementar el gasto máximo en plantilla deportiva (como colchón tras los estragos de la pandemia) y el 70% restante a inversión en infraestructuras y digitalización. Los clubes también pueden decidir gastar una parte del remanente de estos apartados en la contratación de personal no deportivo. De momento, el Mallorca no ha gastado ni un céntimo en fichajes de estos casi 29 millones que recibe.

El uso contable de ese dinero se empezó a autorizar hace poco más de un año, para facilitar la inscripción de futbolistas en el mercado de verano de 2021, así como posteriormente en el de invierno. Pese a la necesidad que tenían muchos clubes de ampliar sus márgenes salariales, hasta ahora solo han invertido 141 millones de euros en ese concepto, de un total máximo de 271. Es decir, aún resta un 48%, del que pueden tirar tanto esta temporada como la próxima, los que así lo deseen.

Más utilizados han sido los 271 millones de euros destinados a la reestructuración de deuda. Los clubes de Primera y Segunda han invertido ya 221 ‘kilos’ (un 81% del total) a sanear sus balances y cuentas de resultados, para compensar así una parte importante del agujero que causaron en sus finanzas las consecuencias de la pandemia.

El apartado menos explorado por los clubes, aunque no es el caso del Mallorca, por el momento es el destinado a infraestructuras y otras inversiones de crecimiento, para el que hay un presupuesto total de 1.264 millones. Por ahora, solo 307 (el 24%) han sido ya asignados a los clubes, que presentaron a LaLiga sus planes de desarrollo durante los meses de mayo y junio.

PROYECTOS CONCRETOS

¿Por qué sucede esto? Por las propias exigencias que se han impuesto los clubes para el acceso a este dinero. Cada equipo tiene un máximo asignado a cada área, pero para recibir la inversión deben presentar un proyecto concreto, a imagen de lo que ha ocurrido con los Fondos Europeos. Es decir, un club no se presenta en LaLiga y pide 30 millones de su parte, sino que tiene que documentar detalladamente el uso que le va a dar, con un proyecto ya cerrado. Dado que LaLiga Impulso también financia proyectos que ya estaban en marcha o se habían realizado en los meses anteriores, hay clubes que han podido acelerar la disposición de ese dinero. La mayoría, sin embargo, ha puesto en marcha sus grandes proyectos de mejora de infraestructuras una vez confirmado el acuerdo con CVC.

ESTADIOS Y CIUDADES DEPORTIVAS

La memoria elaborada por LaLiga recoge que los 37 clubes adheridos inicialmente al acuerdo (la Real por partida doble, dado que tenía su filial en Segunda, como este año le ocurre al Villarreal) tienen ya al menos esbozados sus principales proyectos de inversión. Al margen del caso particular del Valencia con el Nuevo Mestalla, algunos de los clubes más ambiciosos en esta parcela son el Villarreal, el Sevilla y el Betis. En cuanto a ciudades deportivas, destacan los complejos planificados por Atlético y Betis. El club madrileño presentó junto al Ayuntamiento hace unas semanas su ambicioso proyecto para construir la llamada Ciudad del Deporte en las parcelas que rodean el Metropolitano. En cuanto al sevillano, ya trabaja en un gigantesco complejo en Dos Hermanas para dar servicio a todos los equipos profesionales y de cantera del club.

Otro de los proyectos estrella de LaLiga es Galicia Sports 360 del Celta, apuesta que conjuga las necesidades propias de una ciudad deportiva de fútbol con un gran pabellón multiusos y el impulso de estudios superiores relativos al deporte. Otros clubes como Cádiz o Eibar también prevén la construcciones de nuevas instalaciones deportivas que serán financiadas por el CVC.

Compartir el artículo

stats