Fútbol

Mallorca-Sevilla: La Cara y la Cruz

Pablo Maffeo, durante el partido ante el Sevilla.

Pablo Maffeo, durante el partido ante el Sevilla. / Efe

Ricard Cabot

Ricard Cabot

La Cara

Maffeo. Esté mejor o peor, su actitud contagia

Los mejores centros al área llegaron desde su banda. Maffeo contagia a sus compañeros por la actitud que demuestra desde el primer minuto. En la primera parte, pletórico, fue un extremo más. En la segunda sufrió algo más, sobre todo con la entrada de Acuña con media hora por delante, que le frenó en sus subidas al ataque. El defensa catalán, insustituible para Aguirre, siempre aporta cosas positivas al equipo, aunque ayer no fuera suficiente para al menos conseguir un punto ante un conservador Sevilla, que vivió de las paradas de su guardameta Bono y del golazo del serbio Gudelj.

Kang disputa el balón ante un rival.

Kang disputa el balón ante un rival. / LaLiga

La Cruz

Kang. Estuvo siempre muy lejos del balón

Flojo partido de Kang en el día en el que debía asumir galones en la zona de ataque ante la ausencia por sanción de Muriqi. Es verdad que el internacional surcoreano se vio perjudicado por el planteamiento conservador de su entrenador, más pendiente de no encajar que de marcar. En el primer cuarto de hora, cuando el Mallorca acorraló al Sevilla, no tuvo ningún protagonismo, y en los diez minutos finales, cuando el equipo se volcó en busca del empate, ya no estaba sobre el terreno de juego porque fue sustituido en el minuto 66 por Lago Junior. Decepcionante partido del futbolista asiático.

Suscríbete para seguir leyendo