50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

El mejor Galarreta está de vuelta

El mediocentro vasco cuajó un gran partido frente al Barcelona, especialmente en la segunda mitad, aclarando las dudas de Aguirre en el centro del campo -Su grave lesión es parte del pasado, pero todavía no ha completado un encuentro entero

Galarreta deja pasar el balón ante el avance de Kang In Lee en el partido del pasado sábado frente al Barcelona en Son Moix. MANU MIELNIEZUK

Vedat Muriqi está rindiendo a un gran nivel en forma de goles. Predrag Rajkovic ha dado la seguridad a la portería de la que careció el curso pasado. Pero sin duda el fichaje del verano está siendo Íñigo Ruiz de Galarreta. Tras recuperarse mucho antes de lo previsto de la rotura de la plastia del ligamento cruzado de la rodilla izquierda –se la hizo el 20 de febrero frente al Betis y fue operado ocho días después–, el mediocentro vasco ya se ha convertido en dueño indiscutible del centro del campo del Mallorca

Tras estar 243 días de baja por una rotura de ligamento en la rodilla izquierda en 2012, y en 2013 sufrir la misma lesión en la derecha, Galarreta ha demostrado que no se rinde ante las adversidades.

El técnico bermellón Javier Aguirre, que todavía sigue dándole vueltas a quiénes deben ser los tres fijos en el centro del campo, ya tiene una de sus posiciones solucionada. Con la figura del pivote defensivo alternándose entre Baba y Battaglia y la de interior derecho entre Dani, Antonio Sánchez y Grenier, la de Galarreta ya no admite duda alguna. 

Sin duda, la zona medular del equipo es la que menos recambios tiene y la que ha dado un peor nivel en este inicio de Liga. Con el vasco, ese debate poco a poco pierde fuerza. Ante el Barcelona, a pesar de la derrota, a Galarreta se le vio fresco, activo y con las ideas muy claras.

Mientras que en la primera mitad, siguiendo la tónica general del equipo, estuvo mucho más contenido y concentrado en defensa más que en ataque, en la segunda eso cambió. Y eso que gozó de una de las ocasiones más claras a la salida de un córner, tras una jugada ensayada y que salió a la perfección excepto en la definición, mandando el balón a las nubes. 

En el segundo periodo del partido, entre el cansancio y la necesidad de igualar el gol de Lewandowski, el equipo se fue soltando –aunque muy tímidamente– y allí se vio su mejor versión. Siendo la primera salida clara de balón, se ubicó a la perfección para continuar, conduciendo cuando fue necesario y dándole velocidad a las transiciones. 

El equipo mejoró al ser más protagonista Galarreta, y eso habla de su importancia. A pesar de que todavía no ha jugado ni un encuentro completo, debido a la falta de partidos y el asfixiante desgaste que exige jugar en el centro del campo de este Mallorca, aguantó hasta el minuto 85, por lo que verle iniciar y concluir un choque ya está cada vez más cerca. Arrancó con cinco minutos frente al Rayo Vallecano (0-2) y disfrutó de su primera titularidad frente al Real Madrid (4-1), siendo sustituido en el ecuador de la segunda mitad, gozando de cada vez más y más tiempo sobre el campo.

Aguirre, en el que viene siendo su discurso habitual tanto en la previa como tras los partidos, reclama más «fútbol asociativo» a sus futbolistas a la hora de recuperar el balón, y allí la figura de Galarreta cobra valor. Con la pelota en sus pies el equipo mejora, puesto que Grenier todavía no ha dado el rendimiento esperado y Antonio Sánchez y Dani tienen un perfil completamente distinto. 

El siguiente objetivo del club es cerrar su renovación. Galarreta acaba contrato con el Mallorca en junio de 2023 y son muchas las voces entre la afición que piden al club que haga un esfuerzo por retenerlo. Con 29 años, el mediocentro está a las puertas del que puede ser su último gran contrato, con el Athletic de Bilbao, su club de origen, al acecho. El mercado para el club rojiblanco, debido a su filosofía de fichajes, es muy reducido, y son pocos los futbolistas de origen vasco que declinan la llamada del primer equipo una vez han salido fuera buscando oportunidades. 

Es trabajo de Pablo Ortells y la secretaría técnica encontrar una solución económica que satisfaga a ambas partes, para que no ocurra algo similar a lo que sucedió con el catalán Brian Oliván, quien no estuvo conforme con las condiciones propuestas por la entidad mallorquinista y acabó marchándose libre al Espanyol.

Compartir el artículo

stats