Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FÚTBOL

Clamor a favor del adiós de Sarver

Numerosos estamentos de la NBA aplauden la decisión del dueño del Real Mallorca de poner a la venta los Suns y los Mercury

Robert Sarver, propietario del Mallorca, puso este miércoles a la venta sus dos franquicias estadounidenses. Reuters

Envuelto en una polémica que ha sacudido al mundo de la NBA durante los últimos diez meses, Robert Sarver, dueño de los Suns y los Mercury y propietario del Real Mallorca, se vio obligado el pasado miércoles a emitir un comunicado en el que dio a conocer, seguramente, la decisión que jamás hubiera pensado que se vería obligado a tomar: «Estoy iniciando el proceso de búsqueda de compradores para ambas franquicias estadounidenses». 

El poder de la opinión pública ganó la batalla al banquero de Arizona que, conocedor de todo lo que se le venía encima durante los próximos meses, tomó la decisión de bajar los brazos, asumir culpas y abandonar el barco. Una iniciativa que, a priori, no afectará “para nada” en su mandado al frente de la entidad bermellona, según reconocían fuentes del club pocas horas después de conocerse la noticia.

Las reacciones tras conocerse su decisión en Estados Unidos no se hicieron en esperar y fueron muchos los colectivos que aplaudieron su marcha. Precisamente uno de los primeros en pronunciarse fue la estrella de los Angeles Lakers, LeBron James, quien en su día ya se mostró muy crítico con la resolución tomada por la NBA. «Estoy muy orgulloso de formar parte de una liga comprometida con el progreso», valoró en su redes sociales nada más publicarse la misiva del banquero estadounidense.

A la reacción de LeBron se sumó un escueto comunicado del escolta de los Portland Trail Blazers y presidente de la NBPA, CJ McCollum, quien valoró que la «decisión tomada por Saver» iba a «ser la mejor para la comunidad deportiva». Una misma línea en la que se pronunció el comisionado de la liga, Adam Silver, quien apoyó su «decisión de vender los Suns y los Mercury, pues es el paso correcto para la organización y la comunidad»

La cadena estadounidenses ESPN, encargada de dar a conocer la exclusiva el pasado mes de noviembre, también informó que la presión sobre el multimillonario no se había limitaba solo a los hechos públicos que se habían dado a conocer: «Hubo mucha de ella privada y detrás de escena. Aunque PayPal lo hizo público, había muchos patrocinadores que estaban alineados para alejarse de los Suns y no asociarse con ellos. También hubo descontento por parte de otros propietarios y por el mismo Adam Silver». 

Pero sin duda, una de las reacciones más llamativas y esperadas fue la de la propia franquicia de los Suns, la cual, mediante un comunicado, reconoció «estar de acuerdo» con el paso tomado por su máximo dirigente: «Es lo mejor para la organización y para nuestra comunidad. Como ya hemos compartido con nuestros empleados, reconocemos el coraje de todas aquellas personas que dieron un paso al frente en este proceso para contar sus historias y pedimos disculpas a todos los afectados»

Ahora está por ver quién será el magnate que pujará más alto por hacerse con ambas franquicias. La lista de grandes fortunas es larga y son muchos los nombres sobre los que se especulan: Jezz Bezos, propietario de Amazon; Robert Iger, antiguo CEO de Disney; Lauren Jobs, viuda del cofundador de Apple y propietaria minoritaria de los Washington Wizards, o Larry Ellison, ex director ejecutivo de Oracle.

Aunque Sarver no es dueño de los Suns en su totalidad, posee algo más del 30%, tiene la autoridad, como socio gerente, para vender el equipo en su totalidad, lo que sacaría fuera de la ecuación a su amigo Andy Kohlberg, con quien también comparte accionariado en el Mallorca y quien, tras conocerse el anunció del magnate de Tucson, no se ha pronunciado en lo que refiere al equipo de la isla. 

Compartir el artículo

stats