Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cartulina Morada: ¿Un Mallorca para los mallorquines?

El patrocinio del Consell lucrará a una entidad cuyo último movimiento ha sido contratar a una multinacional francesa y prescindir de dos empresas de la isla

Sodexo, en su puesta de largo, no pudo contar con 40 trabajadores que deberían haber acudido a Son Moix. DM

Muy al contrario de lo que hacía Robin Hood, robando a los ricos para dar a los pobres, el Real Mallorca empobrece a los mallorquines para enriquecer a los extranjeros. Al menos esa es la última jugada de la entidad bermellona que, en la temporada que recibirá 1,8 millones de los bolsillos de todos los baleares, ha decidido prescindir de dos empresas de la isla, Grupo Índico y Exclusive Catering, encargadas de gestionar durante los últimos años los servicios de comida y bebida en los palcos y el anillo de Son Moix, para otorgar dichas funciones a una multinacional extranjera con sede en París. Alegaba el Consell, este pasado miércoles, que una partida del patrocinio deportivo con el que enriquecerán a las sociedades anónimas irá destinada «a la difusión de la sociedad mallorquina y el fomento de los productos locales», una intención que, visto lo visto, se aleja bastante de la realidad. Más allá del cuestionable servicio que ofreció Sodexo en su puesta de largo -faltaron 40 trabajadores para cubrir las necesidades de la afición- y la subida de precios que han implantado en la mayoría de los productos, llama la atención que la entidad mallorquinista tire por la borda su compromiso con dos empresas locales que, hasta la fecha, habían cumplido su cometido y habían ajustado su presupuesto de manera irrevocable. Publicando vídeos de 'marjadas' quizás cubren el parche para con las instituciones políticas, pero no con la sociedad mallorquina.

Un cero a la izquierda: Alfonso Díaz descubre el poco peso del Real Mallorca en LaLiga

El CEO de Negocio del Real Mallorca, Alfonso Díaz, intentó justificar en rueda de prensa las catastróficas desdichas que acaecieron durante el partido frente al Girona en Son Moix de hace dos jornadas. Le honra al directivo las numerosas ocasiones en las que pidió disculpas en su discurso y la manera en la que asumió responsabilidades, pero el problema de fondo sigue enquistado y no se puede permitir que jugadores y afición tengan que soportar un nuevo encuentro a las 14 horas. Díaz dio a entender que el Mallorca revisará el pronóstico para solicitar o no un cambio de horario frente al Almería y también dejó entrever que la opinión del club no cuenta para nada en la Patronal que dirige Javier Tebas. O la entidad mallorquinista toma cartas en el asunto y se planta, o las desgracias llegarán. Este fin de semana ya avisaron dos aficionados en Cádiz y Getafe. ¿De verdad necesitan más indicios?

La Federación vuelve a liarla: Frustrado arranque de la liga profesional femenina 

Este pasado fin de semana debía haberse disputado la primera jornada de la primera liga profesional femenina, bautizada como Liga F, sin embargo, una inesperada huelga del colectivo arbitral frustró el arranque de la misma. A falta de tan solo dos días para el inicio de la competición, las colegiadas reivindicaron una regularización laboral y un aumento salarial, quejas todas ellas justas, pero que llegan a destiempo. Detrás de dichas peticiones, cómo no, está la Federación, que nuevamente intenta boicotear lo poco que se estaba haciendo bien en relación al fútbol femenino. Nuevamente las perjudicadas son las futbolistas, quienes observan cómo los intereses de los de siempre y sus guerras internas están por encima del fútbol y del deporte.  

Compartir el artículo

stats