Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA DIVISIÓN

Ortells quiere respuestas sobre el caso Muriqi

El director deportivo del Mallorca no está dispuesto a supeditar la confección de la plantilla mucho más tiempo por la llegada del delantero kosovar

Pablo Ortells y Sergio Marty, durante su estancia en Austria. E.G.

El Mallorca quiere dejar zanjado el caso Muriqi en los próximos días. Para bien o para mal, el club bermellón no está dispuesto a dilatar más una operación que, hasta cierto punto, está estancando el trabajo de la dirección deportiva. La entidad es consciente de que juega con un as bajo la manga y es que la intención del delantero siempre ha sido la de regresar a la isla. Sin embargo, las cartas con las que afronta la partida el club rojillo son bastante peores que las de sus rivales.

Por el momento Pablo Ortells, director deportivo de la entidad, se mantiene a la espera. El máximo responsable de la secretaría técnica es consciente de que, mientras el Brujas esté metido de por medio, el Mallorca poco puede hacer. El directivo ha hecho llegar a la Lazio una nueva oferta por el jugador, y es ahora cuando el club romano debe tomar una decisión.

La operación Muriqi ha resultado inviable para el Real Mallorca desde sus inicios. El conjunto bermellón disponía de una opción de compra sobre el delantero kosovar que ascendía a 12 millones de euros, una cantidad prohibitiva para las arcas del club. Ortells negoció a la baja el traspaso, pero Claudio Lotito, presidente de la Lazio, rehusó la propuesta.

El Mallorca debía abonar 11 millones por el traspaso y a esa cantidad debía sumar el sueldo del futbolista, unos cuatro millones de euros brutos por temporada. La operación en total rondaba los 27 millones en cuatro años, una cantidad que en la entidad siempre han calificado de inasumible.

Sin embargo, la secretaría técnica ha vuelto a dejar la pelota en el tejado del club romano con una nueva oferta, que en esta ocasión asciende a unos 7 millones de euros. Además, Muriqi también estaría dispuesto a rebajar parte de su sueldo con tal de volver a vestir la elástica del conjunto bermellón, con lo que el Mallorca también se ahorraría cerca de unos 2 millones en cuestión de ficha. La operación global ascendería a unos 21 millones, una cifra arriesgada pero, admisible dado el buen rendimiento que esperan del internacional.

La mayor preocupación ahora mismo de Pablo Ortells es que ningún otro club interfiera ahora en la operación. El director deportivo es consciente que las conversaciones entre el Brujas y la Lazio se han enfriado en los últimos días y que el Mallorca y la presión de Muriqi a su club tienen mucho que decir en la operación.

La operación Muriqi, sin embargo, no ha impedido que el director deportivo siga sondeando el mercado de delanteros buscando un plan B en caso de que finalmente todo se tuerza. Ortells quiere respuestas en los próximos días y, en caso de no obtenerlas, pasará página en la operación del delantero kosovar.

Cabe recordar que Vedat aterrizó en el Mallorca el pasado mes de enero cedido por el club romano. Casi desde el primer día el atacante se ganó el cariño de la afición gracias a su entrega y compromiso sobre el verde. Muriqi disputó un total de 1.439 minutos, repartidos en 16 encuentros, y anoto cinco tantos, dos de ellos desde el punto de penalti. El punta fue uno de los grandes protagonistas de la segunda vuelta en el conjunto bermellón y su participación influyó en la salvación del equipo en la última jornada

Compartir el artículo

stats