Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

Grenier prioriza seguir en el Real Mallorca

El mediocentro francés negocia con el club las condiciones económicas para hacer efectivo el año opcional que le resta de contrato -Cuenta con suculentas ofertas para regresar a la Ligue 1

Grenier celebra su gol ante Osasuna en la última jornada. Jesús Diges

Primero el Mallorca antes que cualquier otro equipo. Ese es el pensamiento de Clément Grenier. El mediocentro francés está muy agradecido con el club por haber confiado en él cuando no tenía equipo y prioriza renovar su compromiso con la entidad antes de escuchar otras ofertas, que no son pocas y procedentes de la Ligue 1. 

El futbolista de Annonay firmó un contrato hasta final de Liga y otro opcional, basándose en la categoría en la que estuviera el equipo y el rendimiento que hubiese dado. En ese punto se encuentran ahora las conversaciones, buscando un acuerdo económico que satisfaga a ambas partes –el Mallorca no hará ninguna locura por él–, ya que su caché se ha revalorizado a pesar de estar gran parte de la temporada sin jugar.

La adaptación al equipo de Grenier ha sido total. Mantiene una gran relación con sus compañeros y está totalmente integrado en el grupo. Además, a pesar de que al principio una de las explicaciones que puso Luis García sobre su reticencia a darle minutos era el desconocimiento del idioma, también ha dado grandes pasos en ese sentido. 

Más allá del factor personal, clave en cualquier negociación, la marcha de Salva Sevilla y la incógnita del estado en que volverá Íñigo Ruiz de Galarreta tras su rotura del ligamento cruzado dejan al centro del campo bermellón carente de futbolistas con capacidad de dirigir el juego del equipo. En ese contexto Grenier se mueve a la perfección, aunque es cierto que se le ha visto a cuentagotas. 

Su llegada a comienzos de este marzo se produjo precisamente por la lesión de larga duración del centrocampista vasco, aunque lo hacía falto de forma y de ritmo de competición al estar sin club desde final de la temporada pasada. Ha disputado 108 minutos, siempre entrando desde el banquillo, aunque no fue hasta el encuentro en el Camp Nou (2-1) cuando pudo demostrar la calidad que atesora, ordenando al equipo y distribuyendo con claridad el balón. 

Su gol en Pamplona, que certificó la salvación del equipo, fue el final de guion perfecto para el francés en estos tres meses de bermellón. Desde el club se muestran confiados en la que las negociaciones salgan adelante y que Grenier continúe de bermellón una temporada más. 

Compartir el artículo

stats