Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bien está lo que bien acaba, por Gabriel Forteza

Russo celebra con la afición la permanencia en Primera. """Eduardo Sanz Nieto"""

El sufrimiento es un argumento más del fútbol, ni se gana ni se pierde sin pasar un mal rato, pero el Mallorca no lo pasó mal si somos sinceros. El equipo de Aguirre no estuvo en Segunda ni un solo minuto de la última jornada, con el 0-0 estaba salvado y con el 0-1 y el 0-2 el hecho de depender de sí mismo era una garantía.

Y lo que es el fútbol: el segundo gol lo anota Grenier que había jugado 37 minutos desde que llegó tras el rechace a un remate del de siempre en las situaciones límite, Abdón.

A partir de ahí, fiesta en El Sadar con los desplazados hasta Pamplona y fiesta en Palma, obviamente en la Plaza de las Tortugas.

El ‘Vasco’ Aguirre ha hecho con el Mallorca lo que no pudo hacer con el Leganés, y se salva el Cádiz en detrimento de un Granada que marcó seis goles en Son Moix y ninguno ayer, lo que le condenó al descenso. Dicho lo cual, ahora empieza otra historia, que es la de formar un equipo que no tenga que pasar tantas angustias como este, hay que hacer examen de conciencia, autocrítica y toma de decisiones que deriven en un equipo más competitivo y no tan errático.

Enhorabuena a los premiados tras una temporada sufrida, que fue de más a menos hasta el límite de una última jornada de transistores, como está mandado.

Compartir el artículo

stats