Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA DIVISIÓN

En la diana del Barça-Mallorca

Los jugadores Franco Russo, Fer Niño, Battaglia y Ángel Rodríguez salen señalados del Camp Nou tras su nefasta actuación frente a los catalanes

En la diana del Barça-Mallorca

Cuatro fueron los jugadores que salieron señalados del Camp Nou este pasado domingo: Franco Russo, Battaglia, Fer Niño y Ángel Rodríguez. Precisamente los cuatro con los que sorprendió Javier Aguirre en un once diseñado para no perder efectivos para el encuentro del próximo sábado frente al Granada. Pese a que el técnico del Real Mallorca no se cansó de defender en la rueda de prensa post partido que el equipo por el que había apostado era el que consideraba mejor para jugar ante el Barça, sobre el verde estos cuatro futbolistas se encargaron de quitar la razón a las palabras de su entrenador.

A Franco Russo el duelo frente a los catalanes le vino excesivamente grande. El central argentino cometió faltas innecesarias y salió mal al corte en numerosas ocasiones. Desubicado y faltón, suya fue la culpa del primer tanto encajado por su equipo en el minuto 24 del partido. El defensa salió de su zona para perseguir a Gavi en la banda y rompió el esquema defensivo del equipo. Creó un pasillo que Jordi Alba leyó y Memphis no desaprovechó pese al intento infructuoso de Pablo Maffeo por frenarle. 

Al argentino, que sorprendió en el once cuando en otras ocasiones Aguirre se había decantado por ubicar a Baba o Brian Oliván, le pillaron la espalda constantemente y demostró, un partido más que, a día de hoy, no tiene sitio en el equipo si el Mallorca logra finalmente mantenerse en Primera División.  

El segundo futbolista señalado en el Camp Nou fue Rodrigo Battaglia. El pivote de 30 años ha sido, desde la llegada de Javier Aguirre, uno de los jugadores más utilizados por el mexicano. Ha participado en cuatro de los cinco partidos que ha dirigido el ‘Vasco’ y en dos de ellos lo ha hecho como titular. De todas formas, el centrocampista argentino se ha empeñado en demostrar el porqué de su ostracismo con su antecesor Luis García. 

El bermellón en el feudo catalán no estuvo al nivel requerido. Decepcionó y fue incapaz de controlar el centro del campo. En el primer gol del Barça pudo hacer algo más por cubrir el espacio dejado por Russo. Tras su sustitución y la entrada de Salva Sevilla al verde, el Mallorca cambió de cara, despertó y empezó a generar. 

Fer Niño fue otra de las grandes decepciones del partido de este pasado domingo ante los de Xavi Hernández. El delantero cedido por el Villarreal dispuso, con mucha diferencia, de la mejor ocasión de gol para los suyos cuando el luminoso todavía no se había movido. Niño midió mal, llegó atropellado y envió el centro de Oliván a las nubes pese a tener toda la portería para él solo. El problema del delantero rojillo es que no es la primera vez que desaprovecha ocasiones tan claras para su equipo. 

Más allá del garrafal fallo que cometió, su actitud durante el encuentro fue tediosa e indolente. Aguirre le comparó en la previa del encuentro con Vedat Muriqi, pero ahora mismo sus únicas semejanzas son la envergadura y la elástica que lucen. Pese a que inició la temporada como un tiro, el atacante se ha ido diluyendo con el paso de las jornadas.

El de este domingo tampoco fue el partido soñado por Ángel Rodríguez. El delantero canario formó junto a Fer Niño en la dupla de ataque. Al futbolista de 35 años no se le podrá criticar que no lo intentase, sin embargo sus carreras y sus idas y venidas sirvieron de más bien poco. Jugó retrasado e incluso en muchas ocasiones tomó la responsabilidad del equipo de intentar generar las jugadas de ataque, pero aportó poco o nada. En el gol de Busquets, el capitán del Barça le hizo un quiebro y se zafó fácilmente de él. Aguantó hasta el minuto 88, pero ya llevaba un tiempo sobre el verde exhausto por el trabajo realizado y fue sustituido por Hoppe. 

El encuentro frente al Barça también colocó en la diana el nombre de algunos de los titulares del equipo. Los dos ejemplos más claros fueron los de Martin Valjent y Dani Rodríguez. Al central eslovaco se le excusó durante gran parte de la temporada por la ausencia de Antonio Raíllo, pero con el regreso del cordobés, su rendimiento tampoco ha mejorado en exceso. Un claro ejemplo fue su indecisión y apatía en el gol anulado a Ferran en el minuto 72 del partido. Sufrió a la hora recular y le cogieron la espalda en varias ocasiones. 

Por su parte, Dani Rodríguez volvió a firmar un partido de lo más tedioso. Lejos de su mejor versión, el gallego  abandonó el terreno de juego en el minuto 70 en sustitución de Grenier. Además de realizar un par de faltas absurdas y recibir alguna que otra entrada bastante fea, el gallego no aportó nada en la línea ofensiva. 

Compartir el artículo

stats