Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

Lucha por la salvación: Cuatro equipos, una plaza

El Mallorca, junto a Getafe, Cádiz y Granada se jugará la permanencia en las últimas cinco jornadas que restan tras los resultados de esta semana -Alavés y Levante, con veinticinco puntos, tienen prácticamente imposible seguir en Primera

El banquillo del Mallorca celebra el gol de Muriqi ante el Alavés en la última jornada de Liga.

Una jornada más, una semana de sufrimiento menos. Cada día que pasa Getafe, Mallorca, Cádiz y Granada están más cerca de quedarse en Primera, pero también de descender a Segunda. Cinco son los partidos que restan para que concluya la temporada y apenas dos encuentros les separan en la clasificación. Con Alavés y Levante contando los días para despedirse de la máxima categoría, cada punto sumado de los quince que restan por disputar será decisivo en el desenlace de la dramática historia.

La trigésimo tercera jornada del campeonato ha sido más que positiva para los de Javier Aguirre. De los últimos cinco clasificados han sido los únicos capaces de sumar de tres –además ante un rival directo como el Alavés– , lo que le ha permitido abandonar las plazas de descenso. La inesperada derrota del Cádiz ante el Athletic ha calmado los nervios y ha corregido la sorprendente victoria gaditana ante el Barcelona en el Camp Nou. Ahora, los bermellones aventajan en un punto a los de Sergio y en dos a al Granada, que fija la permanencia en treinta puntos. 

Lejos quedan ya de la quiniela el Alavés y el Levante. Ambos equipos ocupan la cola de la tabla con 25 puntos. Con tan solo quince por jugarse y una hipotética salvación segura con 38, su misión es prácticamente imposible de conseguir. Sin embargo, llegados a este punto del calendario, donde hay equipos obligados a dar más de lo que tienen ante otros que se juegan poco más que el honor y unos cuantos millones de euros de ingresos por televisión según su posición, cabe estar preparado para resultados lejos de toda lógica.  

El Getafe, el mejor colocado con 35 puntos tras su clara victoria frente al Celta en Balaídos (0-2), cuenta con la baza del Coliseum Alfonso Pérez para acabar de sellar la permanencia. Sus dos próximos compromisos ligueros son en casa ante el Betis y el Rayo Vallecano. Los de Quique Sánchez Flores cuentan con un calendario benévolo y no deberían pasar mayores apuros para sellar la permanencia. 

Siguiendo a los azulones y a tres puntos de distancia se encuentra el Mallorca. Su hoja de ruta es bastante clara, pero no por ello más sencilla: sus cuentas pasan por ganar los dos partidos que le restan en Son Moix ante Granada y Rayo Vallecano. Ante el conjunto nazarí es primordial la victoria; ante los de Iraola puede ser negociable según esté en ese momento la tabla. Si cumple con lo programado se iría a los 38 puntos, una considerable cifra que podría bastar, aunque sumar alguno extra en las tres visitas que quedan –Barcelona, Sevilla y Osasuna– dejaría ya todo arreglado para seguir en Primera. 

El Cádiz, seguramente el equipo más en forma de los cuatro y que partía con el calendario más temible con diferencia, no se da por vencido. Sevilla, Elche, Real Sociedad, Real Madrid y Alavés son los rivales que le quedan. Quitando al conjunto ilicitano, ya salvado, el resto de equipos pelean por algún objetivo en la actualidad. 

Sin embargo, tanto el conjunto blanco como el vitoriano ya no tendrán nada en juego (uno cuenta los días para ser campeón y el otro ya estará en Segunda), por lo que desde el club apelan a seguir mostrando el buen nivel de juego de las últimas jornadas para salvarse. 

El último en discordia es el Granada. A su favor, su calendario; en contra, su pésima trayectoria en 2022 con solo una victoria. Es el que ocupa actualmente plaza de descenso y por ello el duelo del sábado 7 en Son Moix es una final. Si la ganan, meterán al Mallorca en un buen lío. Si lo pierden, comenzarán a mirar más al resto que a sus propios resultados. La Primera afronta ya el tiempo de descuento y la batalla por salvarse encara ya sus últimas escaramuzas. 

Compartir el artículo

stats