Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

Secundarios con vida extra en el Real Mallorca

Russo, Amath, Battaglia, Fer Niño, Abdón, Sedlar y Hoppe, con un papel secundario con Luis García, ven en la llegada de Javier Aguirre al Mallorca una nueva opción de ser importantes en las nueves jornadas que restan para acabar la Liga

Russo celebra con Fer Niño su gol en el Wanda ante el Atlético de Madrid. Chema Moyá.

Con los cambios llegan las nuevas oportunidades. Por muy dolorosa que fuera la marcha de Luis García Plaza del Real Mallorca para gran parte de la plantilla y mayoría de aficionados, su salida puede traer efectos positivos para futbolistas que vivían con resignación su papel de suplente y que ahora gozan de una vida extra con la llegada del ‘Vasco’ Aguirre al banquillo de Son Moix. 

A excepción de Russo, recambio de Raíllo tras su lesión en la primera jornada y titular durante casi cuatro meses seguidos hasta su regreso, el resto nunca gozó de la vitola de futbolista clave en los esquemas del técnico madrileño. No se ha tratado de una caza de brujas. Su escaso protagonismo respondía a su poco rendimiento a la hora de jugar, algo que ponía las cosas muy fáciles al anterior cuerpo técnico a la hora de decidir. 

Y no ha sido por falta de oportunidades. Quitando a Sedlar (cuarto central) y Hoppe (lesionado casi toda la primera vuelta), el resto han participado en más de la mitad de partidos –formando de inicio o saliendo desde el banquillo– que se llevan jugados con escaso rendimiento. 

Franco Russo no olvidará fácilmente la temporada de su debut en Primera. Un estreno imprevisto, forzado por las circunstancias, pero que supo resolver en las primeras jornadas. Su gol en el Wanda (1-2) fue la cúspide de su temporada. Un momento de euforia al que siguieron actuaciones erráticas, fruto de la inexperiencia, y que forzaron que a la mínima que Raíllo estuviera en condiciones se le devolviera al banquillo. Ahora, la sanción del central cordobés en Getafe le abre de nuevo las puertas de la titularidad, una ocasión que debe aprovechar para impresionar a Aguirre.

Uno de los casos más sangrantes, por el coste de su traspaso (cerca de tres millones de euros), es el de Amath. A pesar de que se ha perdido muchos choques por una infección en una uña del pie, ha participado en 18 partidos, pero hasta el momento no ha logrado ningún gol o asistencia. Unos registros muy pobres para un futbolista de ataque en el que el club depositó en verano su confianza al ejecutar su cláusula de compra. Habrá que ver si alza la voz y consigue convencer al mexicano de que puede ser una herramienta útil en los próximos encuentros. 

Battaglia es un expediente X. Aplaudido su fichaje en verano tras un buen año en el Alavés, a punto de entrar en abril todavía se espera a ese pivote de contención rocoso y sacrificado en el centro del campo. Sustituto natural de Baba, ha jugado en 19 encuentros, pero no se le recuerda un solo momento en que su papel haya sido clave para el equipo. Es más, condenó al equipo provocando un penalti de libro ante el Betis en el último partido a buen nivel del Mallorca en la época de Luis García. Con el ghanés acumulando actuaciones grises partido tras partido, igual es su momento de rebelarse y que los bermellones ganen un recambio más para la medular. 

El caso de Fer Niño y Abdón es especialmente distinto. La llegada de Muriqi en el mercado invernal supuso un punto de inflexión en su papel dentro de las rotaciones. Antes de su fichaje ambos fueron alternándose en la titularidad según el momento de forma, ya que el sistema empleado tan solo contemplaba un solo delantero. Ligeramente por delante de ellos tanto en minutos como en partidos jugados se encuentra Ángel, quien ha acompañado más veces al kosovar en ataque, un futbolista que les ha condenado a los mal llamados ‘minutos de la basura’. 

Mientras que Abdón partía con un rol secundario ya desde el inicio, Fer Niño llegó como una promesa del fútbol español, con muy buenos números la campaña anterior con el Villarreal (ocho tantos entre Liga, Copa del Rey y Europa League) y con la idea de rivalizar con el delantero tinerfeño por ser el ariete titular. Su debut con gol en la segunda jornada ante el Alavés (0-1) hacía presagiar un buen año. Pero tras equivocarse en la última jugada del empate en Mestalla perdió toda la confianza en su juego. Y empezó a pisar el banquillo más de lo deseado. Un fallo a un metro de la portería en Granada o un gol anulado ante el Levante son sus ‘highlights’ desde entonces.

En el caso de Abdón su rol de suplente ha sido algo que entraba dentro de los planes. Cuando le ha tocado jugar no se puede negar que lo ha dado todo, pero Primera exige un punto más de calidad en todos los aspectos. Hoppe (3’5 millones de euros fue el precio que pagó el Mallorca al Schalke 04), el último de la cola a la hora de mirar al banquillo, está pagando su adaptación a La Liga. Todos ellos parten ahora desde cero y si les toca jugar deben aprovecharlo, porque faltando solo nueve jornadas, a la que a Aguirre le funcione el once, las puertas para entrar se cerrarán. 

Baba se clasifica con Ghana para el Mundial de Catar

El mallorquinista Idrissu Baba se clasificó ayer con Ghana para el Mundial de Catar 2022 tras empatar con Nigeria (1-1). El futbolista bermellón se alineó en el once titular, pero fue sustituido al descanso, aunque se desconocen las causas de este cambio, que se produjo por partida triple por parte del seleccionador ghanés. Baba debe llegar a Palma entre hoy y mañana por lo que, si está en condiciones, se pondrá a disposición de su nuevo entrenador Javier Aguirre para el duelo ante el Getafe (sábado 2 de abril a las 14 horas). Baba ha sido un fijo para Luis García y todo apunta a que también lo será con el mexicano.

Compartir el artículo

stats