Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Un póquer por recuperar

Sergio Rico, Valjent, Dani Rodríguez y Muriqi deben dar un paso adelante con la llegada de Aguirre al banquillo del Mallorca y recuperar su mejor versión para optar a la permanencia -Los cuatro son piezas fundamentales en el esquema del equipo

Valjent, Muriqi, Rico y Dani, cuatro piezas claves para que el Mallorca salga del pozo.

La llegada de Javier Aguirre al banquillo del Mallorca supone un reinicio a todos los niveles. Empezar de cero en táctica y mentalidad, nuevas órdenes de trabajo y oportunidades para todos, tanto para los fijos como para los casi desahuciados. Pero hay futbolistas que, por su calidad, están obligados a liderar el nuevo proyecto y aumentar sus prestaciones en las nueve jornadas que restan para concluir la temporada. La permanencia en Primera está en juego. 

Sergio Rico en la portería, Martin Valjent en la defensa, Dani Rodríguez en el mediocampo y Vedat Muriqi en ataque son futbolistas que, por su nivel e influencia en el juego del equipo, deben mejorar lo ofrecido hasta ahora para mantener su condición de intocables. Con Luis García Plaza en el banquillo bermellón su nombre era habitual cada fin de semana, una condición que puede verse alterada en caso de no mostrar su mejor versión con el mexicano a los mandos

La llegada del Rico a la portería en el mercado de invernal parecía ser el movimiento definitivo para zanjar el eterno debate en la portería. Reina, último portero capaz de dejar a cero la meta del Mallorca –el 10 de diciembre ante el Celta de la primera vuelta (0-0)– pasó de jugar todo a ver los partidos desde el banquillo tras confiar primero García Plaza en Leo Román y luego en el guardameta cedido por el PSG.

Más allá de la victoria contra el Cádiz (2-1), en la que realizó una doble intervención de mérito al filo del descanso, Rico aún no ha demostrado por qué debe ser insustituible en la portería bermellona. Todavía no ha conseguido cerrar la sangría de goles en contra y no ha demostrado la seguridad que necesita tanto la defensa como el equipo a la hora de defender. Su currículum es envidiable, pero debe demostrarlo sobre el verde o Aguirre comenzará a otear el banquillo en forma de soluciones. 

Unos metros por delante se encuentra Valjent. No escapa a nadie que no está siendo la mejor temporada del eslovaco en el club, sino más bien al contrario. Despojado de su pareja de baile habitual, el central mallorquinista se ha visto superado por le exigencia. Además, una serie de errores evitables –como el penalti por mano que costó el partido ante el Celta de la segunda vuelta– han lastrado su confianza. Con Raíllo todavía lejos de su máximo rendimiento tras su lesión, Valjent debe volver a su mejor nivel y convertirse de nuevo en un central incómodo para los atacantes rivales y suelto con el balón en los pies.

Su mejor amigo en el vestuario, Dani Rodríguez, es otro de los futbolista a recuperar por el ‘Vasco’. El gallego, en el punto de mira de gran parte de la afición por sus últimas actuaciones, lleva muchos meses lejos de aquel jugador impulsivo, imparable en la conducción y certero ante la meta. Enjaulado en la banda izquierda, falta por ver si Aguirre le devuelve a su posición natural. La competencia por ahora no ha conseguido despojarle de su condición de titular. Dani, uno de los líderes del vestuario, está obligado a dar más porque con él el equipo mejora. Pero no se puede esperar eternamente una renacimiento. 

El último de los cuatro, Vedat Muriqi, ha sido víctima del momento del equipo. Su llegada fue un soplo de aire fresco, pero la falta de claridad del resto de sus compañeros en el último tercio del campo le ha ido apagando. Debe volver a residir en área contraria y ser la principal referencia ofensiva. Aguirre tiene mucho trabajo por delante y poco tiempo para completarlo.  

Compartir el artículo

stats