Aleksandar Trajkovski es un héroe en Macedonia del Norte. El exfutbolista del Mallorca, que milita actualmente en las filas del Al Fayha, eliminó ayer a Italia del Mundial de Catar 2022 con un gol en el minuto noventa y dos (0-1). Un tiro desde 25 metros para hacer soñar a su país con que disputar el torneo mundialista es posible, quedando la final de la repesca ante Portugal como última frontera.

Nadie en el planeta fútbol esperaba que el desenlace de la eliminatoria entre ambos países cayera del lado macedonio. Después de un asedio de 32 intentos sobre la portería de su equipo, defendida por Stole Dimitrievski, portero del Rayo Vallecano, aunque cinco de ellos sólo fueron entre los tres palos, dieciséis saques de esquina y 67 ataques, según las estadísticas oficiales de la UEFA, Macedonia del Norte aguantó. Y ya en el minuto 92, cuando la prórroga parecía ya un hecho irrebatible, apareció Trajkovski para hacer estallar de alegría a sus compatriotas.

Italia, actual campeona de Europa tras vencer a Inglaterra en la final, se vuelve a quedar fuera de un cita mundialista por segunda vez consecutiva, tras perderse ya el Mundial de Rusia en 2018. Y en esa ocasión, Trajkovski también tuvo su buena parte de culpa.

En un grupo de clasificación comandado por España, el atacante de 29 años fue el autor del gol del empate en el partido que les enfrentó a Italia en Turín (1-1). Dos puntos que volaron y que forzaron a los italianos a tener que jugar la repesca ante Suecia. Una eliminatoria a doble partido en la que perdieron en la ida (1-0) y en la que no pudieron remontar en la vuelta (0-0).

A pesar de que Trajkovski lleva varios años en los que su carrera a nivel de clubes no ha estado a la altura, siempre ha sido un fijo en su combinado nacional. Acumula veinte goles en 74 encuentros (cinco en 10 duelos en la actual ruta de clasificación para Qatar 2022).

El futbolista macedonio aterrizó en el Mallorca en verano de 2019 como uno de los grandes fichajes para completar la plantilla que había logrado el ascenso a Primera División de la mano de Vicente Moreno. Ese primer curso, que acabó con el descenso a Segunda, Trajkovski participó en 14 partidos de Liga y 3 de Copa del Rey, con un pobre bagaje de 499 minutos y ningún gol.

Al año siguiente, ya con Luis García Plaza en el banquillo, tampoco gozó de protagonismo, disputando 11 encuentros entre Liga y Copa del Rey, marcando un tanto en el empate ante el Fuenlabrada (2-2).

Tras conseguir de nuevo los bermellones el ascenso, Trajkovski hizo las maletas como cedido al Aalborg danés. Seis meses después, rescindió contrato con el Mallorca y firmó como agente libre por el Al Fayha de la liga de Arabia Saudí.

Trajkovski, alejado ya de los grandes focos del fútbol europeo, se convirtió en el héroe de un país que, tras disputar la última Eurocopa, sueña con participar en su primer Mundial.