Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

La despedida de la afición del Real Mallorca a Luis García Plaza: "Esta siempre será tu casa"

Decenas de seguidores del Mallorca arropan en Son Moix a un Luis García roto en el día de su despedida del banquillo bermellón -El técnico pide a los aficionados que apoyen al equipo: «Lo van a necesitar»

Luis García, emocionado saluda a los aficionados tras recibir un detalle de ‘Es Berro’. B.RAMON

El día de ayer amaneció gris y frío, cubierto por un manto de nubes que amenazaba con descargar. La hora señalada era las 13:30 horas. Luis García Plaza, rodeado de su grupo de trabajo y familia, se despedía entre lágrimas en la sala de prensa de Son Moix de la que ha sido su casa el último año y medio. Fuera, en el parking, decenas de aficionados bermellones, ataviados con camisetas y bufandas, aguardaron pese a las bajas temperaturas para poder dedicarle la mayor de las ovaciones a su salida. 

«Luis, esta siempre será tu casa». Una frase que se alzó sobre el resto cuando el ya exentrenador del Mallorca quiso acercarse a ellos para agradecerles su apoyo. De nuevo, y a pesar de estar visiblemente emocionado, les dio las gracias, pidiendo que siguieran apoyando al equipo hasta el final de la temporada. Su adiós, uno de los más dolorosos en mucho tiempo para los hinchas del Mallorca, llega acompañado de tristeza, aceptación por el cambio y críticas hacia la dirección deportiva. 

El vídeo de la emotiva despedida a Luis García de decenas de aficionados del Mallorca en Son Moix

El vídeo de la emotiva despedida a Luis García de decenas de aficionados del Mallorca en Son Moix Miguel Chacártegui

Mar Lort, que lleva siendo socia más de quince años, quiso acercarse con su hijo a Son Moix. Como ella, son muchos los que piensan que Luis García podía conseguir la permanencia. «Igual soy una ilusa, pero pensaba que lo sacaríamos con él, lo veía capacitado», lamentó. 

En su misma línea se pronunció Àngela que, junto a su hijo Manuel, atribuyó a la mala suerte que la aventura del madrileño concluyera antes de la previsto. «Me parece muy mal que hayan echado a Luis García. Hizo que ascendiésemos a Primera. Por muchos motivos el Mallorca no ha tenido suerte este año en muchos partidos: penaltis, árbitros, faltas, los minutos de descuento…», argumentó a Diario de Mallorca. 

«Llevamos un disgusto tremendo encima. Ha sido una persona muy cercana. Ha defendido al club y al mallorquinismo. No es un entrenador más. Ha sido un mallorquín más, uno de los nuestros. Le tenemos mucho aprecio. Los resultados son los que mandan y alguna cosa había que hacer, pero creo que él lo habría sacado adelante», resaltó Pep Lladó, miembro de la penya Es Berros. «Nos ha dado un ascenso y hemos llegado bastante lejos en la Copa. Se merece un gran aplauso y una ovación», pidió Martí, que acudió con su amigo Andrés a la despedida. 

Pau Ribba, abonado desde hace quince años, calificó de «error» la destitución del técnico. «Creo que es culpa de otros, sobre todo de la planificación de Pablo Ortells», explicó. Además, fue un pasó más allá, apuntando a muchos jugadores no están dando el nivel necesario. «A los jugadores los he visto bajos de ánimo. Ya puede decir Luis haced esto o lo otro, que si luego el jugador no llega ya no es cosa suya», destacó. 

Luis García: “Ayer fue un día duro para mí porque sentía que perdía algo más que un puesto de trabajo”

Luis García: “Ayer fue un día duro para mí porque sentía que perdía algo más que un puesto de trabajo” B. Ramon

Si en algo estuvieron todos de acuerdo es en que la culpa no puede recaer «solo en Luis García». «Para mí el responsable es Ortells. La plantilla está descompensada porque no se ha hecho como se tenía que hacer. Luis ha hecho lo que podía con lo que tenía. Claro que se podían hacer cambios, pero si esta semana no hubiese habido parón no lo habrían destituido», apuntó Mar. «Entiendo la postura del club, pero creo que le han dejado un poco vendido. Cuando no quiso comentar el mercado de invierno lo dijo todo», le secundó ‘Es Berro’. 

Con el mexicano Javier Aguirre a un paso de convertirse en su sustituto, hubo opiniones para todos los gustos. «Hace dos años casi lo consiguió con el Leganés. Si va a venir a pegar cuatro gritos y a echarle h… me parece bien», deseó Ribba. «Para mí ayer firmamos el descenso a Segunda. Y no va a ser fácil volver. Espero equivocarme», vaticinó Mar. 

El capítulo de Luis García en el Mallorca finalizó ayer . Un adiós rodeado de los suyos, agasajado del calor de los mallorquinistas, que esperan que vuelva en un futuro a la isla: «Es un hombre que siempre tendrá las puertas abiertas». Su última imagen, abandonando en coche el estadio, mientras todos los presentes corearon su nombre, fue una bonita despedida. 

Compartir el artículo

stats