Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

El Real Mallorca ya sabe ganar al Real Madrid

Raíllo, Valjent, Baba, Salva Sevilla y Dani, con muchos números de jugar mañana en Son Moix, fueron partícipes del triunfo ante el conjunto blanco hace dos cursos -Reina fue titular, Kubo y Sedlar salieron en la segunda mitad y Abdón no jugó

Valjent intenta molestar el remate de cabeza de Militao en el partido que enfrentó a Mallorca y Madrid en Son Moix en la 2019/20. JAVIER BARBANCHO

Son pocas las ocasiones a lo largo de su historia en las que el Mallorca ha derrotado al Real Madrid jugando en casa. Pese a las rachas opuestas y el salto evidente entre ambos conjuntos es lo que buscará mañana a partir de las 21 horas en Son Moix, sabiendo ya que pase lo pase su posición en la tabla (16º) seguirá inamovible tras las derrotas de Cádiz y Granada. La experiencia en esta clase de partidos, especiales siempre por la envergadura del rival, vale su peso en oro. 

Antonio Raíllo, Martin Valjent, Iddrisu Baba, Dani Rodríguez, Salva Sevilla y Manolo Reina –suplente desde hace varias semanas y además ausente en la cita de este lunes por sanción– fueron alineados como titulares en la importante victoria conseguida contra el Real Madrid de Zidane en la temporada 2019/20. Todos ellos, a excepción del meta malagueño, cuentan con muchos números de jugar de inicio mañana ante el conjunto blanco. Su bagaje como locales frente al conjunto merengue es inmejorable y un añadido para el importante duelo.

Junto a ellos, tan solo tres futbolistas de la actual plantilla estuvieron también en aquel partido. Uno de ellos, el japonés Take Kubo y suplente en el encuentro celebrado el 19 de octubre de 2019, será uno de los once escogidos por Luis García para intentar amarrar los tres puntos. Ese día el nipón, por entonces de 18 años, entró en la segunda mitad (m.58) para enfrentarse por primera vez al club al que pertenece. 

Abdón Prats, que se quedó en el banquillo sin jugar, y Aleksandar Sedlar, que al igual que Kubo entró al terreno de juego en la segunda mitad, son el resto de integrantes de la actual plantilla que estuvieron presentes aquella noche. Actualmente, el delantero artanenc ha visto con la llegada de Muriqi que su importancia dentro de las rotaciones de Luis García ha perdido mucho peso, siendo Ángel, Fer Niño y Hoppe las opciones preferidas del técnico para ocupar el puesto de delantero centro. En el caso del central serbio, tras la recuperación de Raíllo y su retorno al once titular, su papel en la defensa ha sido hasta el momento testimonial y en el centro del campo también cuenta con Rodrigo Battaglia por delante de él. 

La victoria contra el conjunto blanco, que llegó tras un solitario gol de Lago Junior en el minuto 7, fue la segunda seguida que logró el Mallorca de Moreno esa temporada. Un triunfo que le colocó en décima posición con diez puntos. 

La alineación titular de aquel partido estuvo compuesta por Reina, Sastre, Valjent, Raíllo, Gámez, Febas, Baba, Dani Rodríguez, Salva Sevilla, Lago Junior y Budimir. El Madrid, que llegaba imbatido al partido, correspondiente a la jornada 9 del campeonato liguero, y en plena pelea con el Barcelona por hacerse con el liderato, planteó un partido con futbolistas menos habituales: Courtois, Marcelo, Ramos, Militao, Odriozola, Isco, Casemiro, James, Vinícius, Jovic y Benzema. 

El Mallorca ofreció un partido muy serio defensivamente, anulando al centro del campo y dejando prácticamente sin opciones al ataque del conjunto blanco, que tuvo en un larguero de Benzema, tras ganarle la espalda a Valjent, la ocasión más clara de todo el partido. En ataque, a los de Vicente Moreno tampoco les hizo falta mucho más. 

El tempranero tanto del extremo costamarfileño allanó gran parte del trabajo y a los bermellones les bastó con mantener las líneas juntas para conseguir el triunfo, una victoria que les permitió salir del descenso. Además, la justa expulsión de Odriozola por doble tarjeta amarilla en el 74 acabó de decantar la balanza. La historia de mañana poco o nada tendrá que ver con lo sucedió hace dos campañas, pero debe servir de inspiración y motivación para pensar que sí se puede volver a derrotar al Real Madrid. 

El Mallorca llega favorecido por el resultado de sus rivales directos de este fin de semana y sabedor de que los posiciones de descenso tendrán que esperar una jornada más (y ya van 28). Pero la tendencia negativa que acumula el equipo y el mal momento de jugadores importantes, que deben tener ganas de desquitarse y demostrar que todavía pueden jugar en Primera División, debe servir para que el choque sea lo más igualado y competido posible. Todo lo que no sea perder ante los de Ancelotti será un paso de gigante en la cada vez más difícil carrera de diez jornadas que resta por delante. 

Previa: Una derrota del Alavés para que todo siga igual

A falta de lo que consiga el Mallorca mañana por la noche ante el Real Madrid, el resto de la jornada está acompañando en cuanto a resultados de sus rivales directos. Tras la derrota el viernes del Cádiz ante el Atlético (2-1) y ayer del Granada ante el Elche (0-1), los bermellones tienen seguro acabar la jornada como mínimo a dos puntos del descenso. Si el Alavés cae derrotado esta tarde en su visita a la Real Sociedad, la parte baja de la tabla seguirá inamovible con un partido menos por jugarse. 

Compartir el artículo

stats