Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

La cara y la cruz del Celta-Real Mallorca

Baba, presionado por Denis Suárez.

La cara: Iddrisu Baba

De lo poco decente en el centro del campo

En un nuevo ejemplo de cómo no competir en Primera División del Real Mallorca, Iddrisu Baba fue de lo poco que se salvó de un partido con mucho más goles que fútbol. El pivote ghanés fue de los pocos que no se descolocó en el centro del campo, especialmente en la primera mitad, cuando el equipo no tenía muy claro dónde colocarse. Baba volvía a la titularidad después de varias semanas lesionado y se le vio a tono, cortando pelotas y con criterio a la hora de repartir la pelota. Como ya avisó Luis García en la previa, acabó siendo sustituido en la segunda parte para evitar una posible recaída. 

Valjent, en un salto junto a Santi Mina. Salvador Sas

La cruz: Martin Valjent

Sacó la mano a paseo en el último minuto

Su cara tras ver cómo Ortiz Arias señaló el punto de penalti no dejó lugar a dudas. Valjent, que no tuvo su mejor tarde al igual que el resto de la defensa, condenaba al equipo a perder un partido que había empatado de casualidad. El central eslovaco puso la rúbrica a un tiempo de descuento esperpéntico de todo el equipo, que fue incapaz con un hombre más que el Celta de tener más el balón y no sufrir para, al menos, llevarse un punto. La jugada llegó tras una carrera de Denis Suárez, que se quedó sin espacio e intentó centrar, pegando primero en Maffeo y luego en la mano de Valjent. Penalti de libro con el actual reglamento. 

Compartir el artículo

stats