50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Real Mallorca: buena imagen, cero puntos

El equipo bermellón encadena dos partidos sin sumar pese a hacer méritos, por lo que cobra trascendencia el partido del miércoles ante la Real Sociedad

Muriqi se lamenta tras desperdiciar una ocasión de gol ante el Valencia, el pasado sábado.

Los dos últimos partidos, ante el Betis en el Villamarín (2-1) y el pasado sábado contra el Valencia en Son Moix (0-1) han dejado un pésimo sabor de boca entre los jugadores y cuerpo técnico del Mallorca. El equipo ha jugado a un muy buen nivel en ambos partidos pero ha finalizado con cero puntos en su casillero, todo un hándicap a estas alturas de la temporada, cuando la competición se acerca a la hora de la verdad.

El Mallorca está ahora cinco puntos por encima del descenso, tras el empate del Alavés en el campo del Getafe, y a la espera de lo que hagan esta noche el Granada y el Cádiz. Esta circunstancia, este frenazo a la hora de sumar, da un mayor realce al partido que el equipo de Luis García tiene pendiente este miércoles (21 horas, Movistar) contra la Real Sociedad en Son Moix, en partido que fue aplazado en su día. Una victoria del Mallorca le permitiría alcanzar 29 puntos, una cifra que daría una cierta tranquilidad. Una nueva derrota, lo que sería la tercera consecutiva, volvería a meter al equipo en problemas y retornarían las urgencias.

El pasado día 20 el Mallorca dio la cara en el campo del Betis, posiblemente el equipo revelación del campeonato, tercero y con serias aspiraciones de clasificarse para la Liga de Campeones. Cuando a priori se pensaba que las opciones de sacar al menos un empate eran prácticamente nulas, por la calidad y el gran momento del equipo de Pellegrini, el grupo de Luis García ofreció una buena imagen. Solo unas manos de Battaglia dentro del área impidió que el equipo sacara un punto, que ya se acariciaba después de que Muriqi lograra el gol del empate.

La historia se volvió a repetir el pasado sábado ante el Valencia. El equipo lo hizo todo para llevarse los tres puntos ante un rival que sacó petróleo del golazo de Gabriel Paulista a los tres minutos. El Mallorca, con su equipo de gala, remató 21 veces sobre la portería del georgiano Mamadarshvili y lanzó hasta catorce saques de esquina. Solo la falta de puntería impidió que al menos se empatara, lo que sin duda mereció. El Mallorca se estrelló contra el equipo de Bordalás, que lo fue más que nunca: férreo en defensa, contundente en cada balón disputado y jugando siempre al límite del reglamento. El árbitro, el andaluz Figueroa Vázquez, tampoco contribuyó a frenar la dureza del Valencia.

El Mallorca se ha transformado con la llegada de Muriqi, sobre el que gira todo el juego del equipo. El kosovar, pese a su 1,94, juega con gran criterio, con y sin balón, y su generosidad en el esfuerzo -por su altura ayuda en defensa en las acciones a balón parado y, por supuesto, siempre en ataque- es reconocida por sus compañeros, que se benefician de su presencia en el campo. Ante el Valencia no marcó, pero, estrechamente vigilado por Gabriel Paulista y Alderete, siempre llevó el peligro en el área valencianista.

El Mallorca recibirá a una Real Sociedad en horas bajas, menos intenso que el Valencia, pero que juega y deja jugar

decoration

La presencia de Raíllo en el centro de la defensa también ha contribuido a que el equipo dé un salto de calidad con respecto a lo que había ofrecido hasta el momento. El cordobés ejerce de líder del equipo y su saber estar en defensa convierte en mejor a su compañero Valjent.

Solo la falta de puntería impidió la victoria del Mallorca, que ahora tiene la oportunidad de olvidar cuanto antes la derrota del sábado ya que el miércoles recibe a una Real Sociedad que se encuentra en el peor momento de la temporada. No es garantía de nada, pero al menos el Mallorca sabe que se medirá a un equipo menos intenso que el conjunto ché, que juega, pero también deja jugar. Una buena ocasión para demostrar que, pese a las dos últimas derrotas, el equipo se encuentra en un buen momento, que debe ratificar con un triunfo que calme los ánimos.

Compartir el artículo

stats