Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Real Mallorca-Athletic Club: La Cara y la Cruz

Muriqi, en la acción que supuso el 3-2 del Mallorca

La cara: Vedat Muriqi

Incisivo y participativo en ataque y defensa

El kosovar ya se ha ganado a Son Moix. Anoche, pese a no marcar, estuvo incisivo en ataque, participativo también en defensa y peleón, sobre todo en los balones aéreos. Estuvo presente en dos de los tres goles. En el 2-0 luchó por un balón alto que cabeceo hacia la posición de Ángel, que marcó. Y en el minuto 87 se desmarcó en el área pequeña para recibir de Dani Rodríguez, regateó a Unai Simón y, cuando iba a rematar, dejó que lo hiciera Kubo. Tuvo una ocasión en un pase en profundidad del japonés, pero chutó al muñeco en el tramo final. Unos minutos en los que se desgastó presionando y pidiendo el balón para ganar tiempo.

Sergio Rico celebra el tercer tanto de los bermellones RCDM

La cruz: Sergio Rico

Tímido en el balón aéreo e inseguro con el pie

Sergio Rico no estuvo bien en el triunfo del Mallorca ante el Athletic. El sevillano se mostró inseguro, nervioso, sobre todo al principio. Casi le regala un gol a los de Bilbao en un balón retrasado por Raíllo que quiso devolverle con una vaselina sobre Sancet; quedó corta y permitió el control del rival, aunque Raúl García no aprovechó el pase. Otro error lo tuvo en el 2-2, en un córner al que no salió y que Berenguer remató tras botar el esférico en el área pequeña. Cada balón bombeado fue una tortura, para él y para los centrales. También falló en una cesión de Valjent, que se encontró a Rico a media salida y casi facilita un gol al Athletic.

Compartir el artículo

stats