Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Cort apuesta por que el inicio de la reforma de Son Moix será en junio

Urbanismo se encuentra en el proceso de tramitación de la licencia de obras y ya dispone de los informes favorables de Movilidad y Bomberos

Imagen virtual de lo que será el nuevo estadio de Son Moix, en 2024.

El Ajuntament de Palma considera razonable que la primera fase de la reforma del estadio de Son Moix, de propiedad municipal, pueda dar inicio antes del verano, probablemente el próximo mes de junio. Gerencia de Urbanismo se encuentra en pleno proceso de tramitación de la licencia de obras presentada en su día por el Real Mallorca y ya dispone de los informes favorables del departamento de Movilidad y Bomberos. 

La reforma integral del estadio, que acercará al aficionado al terreno de juego gracias a la supresión de las pistas de atletismo, costará unos 20 millones de euros, desembolso que correrá a cargo del Mallorca. Este dinero procede del fondo de inversión CVC, que se ha hecho con un ocho por ciento de los derechos de televisión de LaLiga (400 millones) para los próximos cincuenta años.

La intención del Mallorca, que es el titular del estadio por una cesión del Ajuntament durante 50 años, a contar desde 1999, con una prórroga de otros veinte, es empezar la primera fase de las obras nada más finalizar la Liga, en un proyecto que está previsto que finalice en 2024. El último partido oficial del equipo rojillo en el estadio es el 15 de mayo contra el Rayo Vallecano, en la penúltima jornada, por lo que las obras, dirigidas por la arquitecta Izaskun Larzábal, la que remodeló el estadio de Anoeta, podrían empezar al día siguiente si todo estuviera preparado.

Joan Riera, gerente de Urbanismo, considera el proyecto “de interés general”, por lo que todo indica que se dará luz verde a la licencia de obras antes del mínimo de dieciocho meses previstos en estos casos. “Se trata de una propuesta razonable, de calidad y con el objetivo de abrir el estadio a la ciudad. Se construirá una tienda del club, una residencia de jugadores y otros proyectos muy interesantes”, apunta Riera a este diario. 

Abierto a la ciudad

El estadio contará con dos nuevas plazas abiertas a la ciudad y a sus ciudadanos, explicaba el comunicado del Mallorca, emitido en los primeros minutos del nuevo año, para publicitar la reforma. Una al exterior, en el Norte, en el que el club prestará sus principales servicios a pie de calle a través de la Fundació Reial Mallorca, trabajando por la integración de jóvenes en riesgo de exclusión social. Y otra interior al Sur en el que el ciudadano podrá disfrutar de ocio en familia, de actos culturales o contemplar el nuevo estadio y sus vistas a la Serra de Tramuntana. 

Si todo está en orden, las obras en el estadio podrían empezar a partir del 15 de mayo, último partido del Mallorca como local en la presente temporada

decoration

Un aspecto relevante a favor de que la reforma de Son Moix empiece antes del verano es la unanimidad de la clase política. “Todos los partidos políticos están enterados y la propuesta encaja dentro del proyecto urbanístico”, destaca Francisco Ducrós, regidor d’Esports de Cort. Sin embargo, aunque admite que “las inversiones en espacios públicos se aceleran”, recuerda que los plazos “no suelen ser rápidos y se lo hemos hecho saber al Mallorca”. 

La sintonía entre el Mallorca y el Ajuntament de Palma es total desde el inicio de las conversaciones, que comenzaron el verano pasado. Desde entonces se han producido cinco encuentros, tanto en las oficinas de Son Moix como en Cort. Por el Mallorca han participado el presidente Andy Kohlberg, aunque no en todos; el CEO del club Alfonso Díaz y la arquitecta Izaskun Larzabal. Por el Ajuntament, el alcalde Jose Hila; la coordinadora de Alcaldía, Patricia López; el gerente de Urbanismo, Joan Riera, y el regidor d’Esports, Francisco Ducrós

La aportación de Cort

Pese a que toda la carga económica de la reforma del estadio corresponde al Mallorca, Cort considera que su aportación a que se haga efectiva la obra es haber dado su aprobación como propietario de la instalación. Además, Ducrós recuerda que el Ajuntament invertirá «entre seis y siete millones de euros» en la construcción de la instalación en un solar adyacente al estadio y que contará con una pista reglamentaria de atletismo, una vieja petición de la Federació d’Atletisme de les Illes Balears, que en los 23 años desde la construcción del estadio los atletas apenas han podido utilizar el tartán. 

La supresión de las pistas acercará al aficionado a tan solo 8,5m del terreno de juego, eliminándose de esta manera la enorme distancia existente actualmente (42.4m en los fondos y 25 metros en los laterales). El proyecto de remodelación implica la construcción de gradas alrededor del terreno de juego y encima de la actual pista de atletismo formando un anillo completo conectado con las actuales gradas altas de tribuna y Sol, con la novedad de que esta última contará con un voladizo, por lo que 6.656 espectadores se resguardarán de la lluvia, y del sol en épocas de altas temperaturas. La capacidad del estadio será de unos 23.000 espectadores.  

Compartir el artículo

stats