Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Quedan nueve días para fichar

Pablo Maffeo.

Hemos llegado a un punto de inflexión tras el partido de Villarreal. Hay que tomar decisiones y quedan nueve días para ello, antes de que se cierre el mercado de fichajes de invierno y que llegue un partido ante el Cádiz que se ha convertido ya en una final anticipada. Una final que hay que ganar sí o sí antes de que se entre en zona de descenso y cunda el pánico. Para revertir la situación hay que cambiar este Mallorca abajo y arriba.

Abajo porque el Mallorca tiene una defensa que se ha convertido en extremadamente vulnerable. Russo ha dejado de ser un recurso válido, desquiciado desde el partido ante el Elche. Sin Raíllo recuperado, hace falta un central. El Villarreal afrontó el partido sin ninguno de sus goleadores, Gerard Moreno, Danjuma, Boulaye Dia, Alcácer, pero no le hizo falta para marcar el primer gol que ya enterraría las posibilidades del Mallorca. Otro contraataque mortal como el día del Rayo Vallecano dejó sin reacción a la vista.

En la delantera la situación no es mejor. Tienes cuatro atacantes sin mordiente. Abdón no puede ser el titular en Primera División. Amath, Fer Niño y Ángel no pueden fallar ocasiones tan claras como las que tuvieron, porque el Mallorca no las tendrá mucho mejor a lo largo de los partidos.

Son cuatro encuentros seguidos con derrota y las luces de alarma ya se han encendido. O se refuerza al equipo en este mercado de invierno o solventar la situación será difícil. ¡Cambios en la plantilla! ¿O el banquillo?

Compartir el artículo

stats