Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Real Mallorca: Diez años sin pisar los cuartos de final de la Copa del Rey

El Mallorca persigue ante el Espanyol acabar con la maldición vigente desde la temporada 2011/12 y colarse entre los ocho mejores de la Copa del Rey - La última vez que lo logró cayó ante el Athletic en una eliminatoria a doble partido, con Caparrós como entrenador

Dani Rodríguez, Sedlar y Russo bromean durante un entrenamiento de esta semana en el Visit Mallorca Estadi. RCDM

Acceder a cuartos de final de la Copa de la Rey y ser uno de los ocho mejores equipos de España. Ese es el objetivo que puede conseguir el Mallorca este sábado si derrota al Espanyol en Son Moix. Un premio que no saborea desde hace diez años, en la lejana temporada 2011/12, y que permitiría al club bermellón seguir avanzando en la que, con un título en 2003, ha sido su competición fetiche. 

Lejos quedan ya las finales perdidas de 1991 ante el Atlético de Madrid y 1998 ante el Barcelona o la ganada en 2003 frente al Recreativo de Huelva, pero el Mallorca siempre ha tenido una especial conexión con el torneo del KO. Una relación que vivió su máximo esplendor a final de siglo XX y comienzo del mismo pero que en la última década, acompañada de los descensos, propiedades ruinosas y falta de nivel se ha ido desechando prácticamente a las primeras de cambio, siendo más una molestia que una aspiración real.

La última vez que el Mallorca accedió a la ronda de cuartos de final corría la temporada 2011/12. El equipo, dirigido entonces por Joaquín Caparrós, cayó ante el Athletic de Bilbao en una eliminatoria a doble partido. El conjunto bilbaíno se impuso por 2-0 en San Mamés y por la mínima en Son Moix, apeando a los bermellones de la Copa. La temporada siguiente, que concluiría con el adiós a Primera tras 16 temporadas seguidas, el desenlace llegó una ronda antes, en octavos. El verdugo fue el Sevilla, que logró un claro 0-5 en Son Moix y que se dejó ir en la vuelta en el Pizjuán, en un partido que se llevó el Mallorca por 1-2 y en el que Brandon Thomas logró su primer gol oficial con el primer equipo.

Ya en Segunda División, en un prolongado sufrimiento gracias a diversas crisis institucionales y un nulo rendimiento deportivo de cuatro temporadas antes de caer al pozo de la Segunda B, el Mallorca no pasó de las primeras rondas. En la 2013/14, con el shock aún encima por el cambio de categoría, el Mallorca se fue a las primeras de cambio con una goleada en Son Moix frente al Alcorcón (1-4). Mismo destino se vivió en la 14/15, frente a Las Palmas (0-2); y la 15/16, ante el Huesca (0-2). 

En la 2016/17 el Mallorca superó en segunda ronda al Reus (1-0), pero cayó en tercera en casa ante el UCAM Murcia (1-2), una campaña que acabaría con el temido pero anunciado descenso a la tercera categoría del fútbol español. 

La historia no cambió en la primera temporada de Vicente Moreno en el banquillo (2017/18), cuando tras empatar a cero frente al Lleida, la lotería de los penaltis le dejó fuera (3-4). Desde aquel entonces, el Mallorca ha conseguido superar eliminatorias, pero nunca pasar de dieciseisavos. En la 2018/19, tras superar al Oviedo con un solitario gol de Ferran Giner en segunda ronda, cayó en la siguiente a domicilio ante el Valladolid (2-1).

Victorias ante el El Álamo y el Zamora en rondas previas precedieron a una nueva despedida ante el Zaragoza (3-1) en la 2019/20. El curso pasado, ya con Luis García, eliminaron al modesto Guijuelo y cayeron ante su bestia negra, el Fuenlabrada, en la tanda de penaltis tras finalizar los 120 minutos con empate a dos.  

Ahora, el Mallorca quiere volver a colocar su nombre entre los aspirantes al título diez años después y sonreír de nuevo, a la espera del retorno de la Liga el día 22.

Compartir el artículo

stats