Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Real Mallorca - RCD Espanyol: Las cuentas pendientes de Luis García y Vicente Moreno

El técnico del Mallorca y del Espanyol se reencuentran en Copa del Rey tras un picante cruce de declaraciones y un desplante del de Massanassa en el partido de Liga disputado en Son Moix

Luis García y Vicente Moreno. EFE

El pase a cuartos de final de la Copa del Rey entre Mallorca y Espanyol se dirime este sábado en Son Moix (16:00 horas) en un nuevo choque entre dos viejos conocidos y rivales en Segunda el año pasado. Eso sucederá en el verde. Pero en la banda se vivirá otro enfrentamiento especial, el que medirá a Luis García, técnico de los bermellones, y a su homónimo en el banquillo blanquiazul, Vicente Moreno. Dos entrenadores que comparten el club mallorquinista como nexo común y que, desde la temporada pasada, se han profesado de todo menos estima, siempre desde un ángulo irónico y mordaz.

Los duelos entre ambos equipos siempre han desprendido un encanto especial, pero desde su carrera titánica por el ascenso de hace un año aumentaron en intensidad. Tanto en el campo, como en la grada física y virtual y delante de los micrófonos de la prensa, los choques entre ambos conjuntos han despertado una expectación distinta a cualquier otro.

La dura lucha entre ambos equipos en el campo se trasladó también a las ruedas de prensa de Luis García y Vicente Moreno

decoration

«Si atacan lo mío me defiendo», fue el argumento esgrimido por Luis García al ser cuestionado por la aparente enemistad con el valenciano. Todo comenzó a fraguarse el curso pasado, donde el de Massanassa, discutido en el primer tramo de competición, deslizó que el Mallorca gozaba de favores arbitrales. Una acusación a la que el preparador madrileño contestó sin tapujos: «El Mallorca tiene mucha presión con los árbitros. Ha salido un competidor que no esperaban». 

Ese fue el germen de una relación ya envenenada que continuó a la largo de todo el curso. Moreno, que no comparte las duras críticas de la afición del Mallorca tras su salida en una situación nunca explicada por él, dijo sentirse «partícipe» del ascenso del conjunto bermellón a Primera. Una afirmación que no sentó nada bien a Luis García, que en la previa de la tercera jornada de Liga en la que ambos se medían respondió que «se me olvidó felicitarlo cuando hice el discurso del ascenso». 

El día 27 de agosto fue complicado para el extécnico del Mallorca. Unas feas pintadas a su llegada a Son Moix auguraban noventa minutos complicados para él. Era la primera vez que se encontraba con el que había sido su público tres temporadas, puesto que en Segunda el partido entre ambos se disputó a puerta cerrada por la pandemia. Los silbidos y cánticos contra él no pararon en ningún momento.

Todo ello, unido al triunfo bermellón, provocó un gesto que trajo cola. El de Massanassa desapareció directo a los vestuarios tras el pitido final y Luis García, visiblemente molesto, le recriminó la acción a Dani Pendín, segundo del Espanyol. Una discusión de la que más tarde tan solo diría: «Con Vicente no tengo relación. Con Pendín bien, es un crack». 

Vicente Moreno no saludó al final del partido de la primera vuelta a Luis García, que se lo recriminó a Dani Pendín.

decoration

«En el partido de la segunda vuelta no pasará nada porque hablaré yo primero», contestó en una entrevista concedida a Diario de Mallorca en septiembre. Ahora ambos volverán a escribir un nuevo capítulo en su truculenta relación, en un momento en el que los bermellones atraviesan su peor crisis del curso y necesitados de buenas sensaciones, mientras que el conjunto perico está en zona tranquila de la tabla y con aspiraciones europeas. 

Compartir el artículo

stats