Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Real Mallorca: El misterioso caso Greif

El portero eslovaco, una de las grandes apuestas de la dirección deportiva, continúa apartado de la dinámica del primer equipo por una lesión de espalda que arrastra desde hace varios meses

Dominik Greif.

El mallorquinismo ha pasado en pocos meses del #freedominik al #whereisdominik. Tras aparecer el 1 de diciembre en la primera ronda de Copa del Rey ante la Gimnástica Segoviana, Greif, el fichaje más caro de este verano con un desembolso superior a los tres millones de euros junto al de Matthew Hoppe, no ha vuelto a vestirse de corto. Las lesiones y el covid han tumbado al futbolista eslovaco esta temporada y apunta a fichaje fallido del curso del Real Mallorca

Lo poco que se sabe de su estado, antes de que a Luis García le cortaran el grifo en rueda de prensa al dar el parte de bajas, es que sufre de una dolencia en la espalda que no tiene fácil solución. Fichaje deseado por la afición desde que su frustrara su primer intento en el mercado de invierno de 2021, Greif está pasando de puntillas y cada vez más olvidado en la que es su primera experiencia en el fútbol español. Con contrato hasta 2026, jugó 132 partidos con el Slovan de Bratislava y ha sido cuatro veces internacional absoluto. 

Su llegada a la entidad ya vino marcada por la desgracia. El guardameta apenas pudo completar unos cuantos entrenamientos antes de sufrir una lesión que prácticamente le dejó sin pretemporada, tal y como siempre explicó Luis García. Su debut con la elástica bermellona en partido oficial no se produjo hasta el 26 de septiembre, en el partido de la jornada 7 frente a Osasuna en Son Moix.

No fue un encuentro para recordar, y así lo debió ver también el cuerpo técnico porque a la siguiente oportunidad Reina recuperó su sitio en el once. Cuestionado acerca del debate en la portería, Luis García informó de que la idea era, una vez se apostara por Greif en la portería, «dejarlo varias jornadas». Pero apareció el covid, otro nuevo contratiempo. Antes de que el Mallorca visitara Vallecas el club informó del contagio del portero, superado sin complicaciones.  

La intención de Luis García no pudo cumplirse tampoco tras el partido de Copa, el segundo oficial para Greif. Provocó un penalti absurdo (que luego detuvo, por suerte) y sus molestias en la espalda se incrementaron, borrándole de nuevo de los esquemas. Desde entonces, el nombre de Greif aparece en el tablón de desaparecidos del club sin fecha de regreso anunciada. 

Febrero, ese mes marcado por el técnico del Mallorca como el indicado para recuperar a la mayoría de sus efectivos lesionados, parece ser la fecha en la que Greif volverá a entrar en la lista de convocados. Mientras tanto, el ibicenco Leo Román le ha adelantado en la rotación y ahora mismo es el portero escogido para jugar en Liga. El club no se plantea fichar a otro guardameta en este mercado de invierno, por lo que son ellos tres, si se recupera, los encargados de mantener a salvo la portería bermellona en una temporada en la que cada vez se está poniendo más cara la salvación.

Compartir el artículo

stats