Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Real Mallorca quiere huir de Ómicron

Los jugadores y cuerpo técnico al completo tienen cita hoy para realizarse pruebas PCR y descartar contagios de covid-19 tras las vacaciones - Mañana se entrenarán en sesión doble para preparar el partido de día 2 ante el Barcelona

Reina, Maffeo, Febas y Mboula llegan con la mascarilla puesta a un partido en Son Moix. RCDM

Pasadas las fiestas navideñas y el tiempo de celebrar con la familia, el Real Mallorca regresa hoy al trabajo. O más bien, al ‘laboratorio’ de Son Bibiloni. Todos los jugadores del primer equipo y cuerpo técnico están citados esta tarde en la ciudad deportiva para someterse a pruebas PCR que descarten posibles contagios de coronavirus y la variante que está trayendo de cabeza a la sociedad, Ómicron

El temor en el club está más que justificado debido al creciente número de casos diarios que se está registrando en todo el país y en Balears, donde son varios ya los clubes que han notificado positivos (Feníe Energía o Palma Futsal entre ellos). Es por ello que se sospecha que los resultados de las pruebas puedan arrojar positivos entre la primera plantilla, con el partido del Barça a menos de una semana de distancia –domingo 2 de enero a las 21 horas en Son Moix– y el de Ipurua ante el Eibar de Copa del Rey tan solo tres días después (16 horas). 

Un brote en el conjunto bermellón, el resultado más dañino que podría arrojar la jornada del lunes, pondría en serio riesgo la confección de un once de garantías para medirse a los de Xavi Hernández. Cabe recordar que el Mallorca cuenta con las bajas seguras de Raíllo y Hoppe, además de Lago Junior, que se ha recuperado de su lesión en las instalaciones del Recreativo de Huelva durante las vacaciones. Está por ver si Sastre, Amath y Russo, ausentes en la última cita en Granada, estarán disponibles. 

Una de las ‘bajas’ que recupera el Mallorca para sorpresa del club y gracias al cable echado por la FIFA es Iddrisu Baba, que puede reincorporarse a la disciplina del equipo hasta día 3 de enero, fecha en la que deberá volver a concentrarse con su selección. 

Suceda lo que suceda tras las pruebas, el trabajo sobre el verde de Son Bibiloni no se reanudará hasta el martes, con una doble sesión de entrenamientos preparada para quemar los excesos de las navidades y apretar las tuercas ante el importante partido en casa ante el Barcelona. El Mallorca, que viene de encajar una dura goleada ante en el Nuevo Los Cármenes (4-1), quiere apelar al factor Son Moix para derrotar al conjunto blaugrana, que ha mejorado su imagen en las últimas jornadas tras un campeonato decepcionante hasta el momento. 

Compartir el artículo

stats