Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis | Molina, a su edad, no perdona

Granada - Real Mallorca @GranadaCF

Cuando en el minuto 94 de partido, Jorge Molina se retiraba sustituido por un compañero envuelto en una ovación tremenda desde la grada, me di cuenta de que en un simple partido de liga de una jornada 18, previa al descanso navideño, había pasado algo fuera de lo común.

El citado jugador, delantero del Granada, había marcado tres goles, algo que de vez en cuando sucede, pero lo había hecho en unas circunstancias nada habituales, y es que el protagonista tiene 39 años de edad.

Jorge Molina ha entrado en la historia al ser el futbolista más veterano en anotar tres goles en un partido, y la víctima ha sido el Real Mallorca que, pese a lo que diga su entrenador, no compareció en la segunda parte y acabó siendo goleado por un casi ‘cuarentañero’, un tipo que, a su edad, no perdona, en este caso con la botella medio llena, porque normalmente utilizamos esa frase de forma despectiva para aquellos que a esa edad ya no están para estos trotes.

El Mallorca cierra el año con buenos números, un año marcado por el retorno a Primera División y con una puntuación que invita al optimismo de cumplir con el objetivo de la permanencia, pero que acaba el último día de competición del año con una imagen que empaña todo lo bueno.

Compartir el artículo

stats