Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

Real Mallorca: La liberación de Russo

El central del Mallorca cierra un capítulo de turbulencias y dudas sobre él tras su gol y una sólida actuación en el Wanda frente al Atlético de Madrid

Russo, con los brazos extendidos, celebra la victoria frente al Atlético. | EFE

Cuando Franco Russo vio que su cabezazo en el minuto 80 ante el Atlético de Madrid en el Wanda tocaba la red sintió una gran liberación. El central argentino del Mallorca no había pasado unas últimas semanas muy agradables. Su error ante el Elche, que provocó el primer tanto del conjunto ilicitano, fue un duro golpe para un futbolista que ha debutado en Primera División este año con la misión de sustituir a Antonio Raíllo.

Russo ha participado en once jornadas de Liga, de las cuales excepto ante el Espanyol –donde tuvo que pedir el cambio por lesión– ha completado los noventa minutos. Titular por sorpresa ante la baja prolongada del cordobés, sus primeras actuaciones denotaron que para nada estaba pagando la novatada en Primera y demostró que podía ser útil en la elite. De hecho, sus tres primeros encuentros partiendo en el once acabaron con victoria para los bermellones.

Pero todo empezó a torcerse en la jornada 9. El Mallorca visitaba el Reale Arena y, tras tener encerrado al conjunto de Alguacil en la segunda parte, una desgraciada jugada en el último minuto acabó con un disparo de Lobete que, tras rozar en el argentino, despistó a un poco acertado Reina provocando la derrota del equipo.

La misma historia se dio la semana siguiente en Mestalla. Los bermellones vencían 0-2 y en el minuto 92, un disparo de Guedes desde fuera del área que intentó despejar Russo de cabeza acabó por modificar la trayectoria, haciendo imposible la estirada del cancerbero del Mallorca.

Dos situaciones perfectamente normales en el fútbol y más tratándose de un central, pero que pueden llegar a lastrar anímicamente. Unido a que la defensa bermellona comenzaba a flaquear y perder solidez, síntoma desencadenado por el bajón de juego del equipo, sus actuaciones comenzaron a resquebrajarse.

Ante el Elche en Son Moix, en el encuentro que acabó con empate a dos goles, Russo vivió su momento más complicado. Tras confiarse a la hora de sacar el balón, Boyé le arrebató la pelota y acabó abriendo el marcador con un fuerte disparo. Un golpe duro para un futbolista que tiene la presión de tener que reemplazar al jefe de la defensa del Mallorca.

Pero todas esas dudas y nervios se desvanecieron el sábado ante los de Simeone. Enfrente, junto a Valjent, tenía a Griezmann, Correa o Cunha, pero volvió a cuajar una actuación extraordinaria. Un partido para demostrar que tiene nivel necesario de sobra para ser titular en Primera. Y todo ello lo redondeó con un gol de bandera, un remate de cabeza imparable, imponiéndose a un defensor de envergadura como Mario Hermoso.

Todos los compañeros se alegraron sobremanera por él, así como el ex-CEO del Mallorca Maheta Molango, quien le dio la enhorabuena a través de un tuit por su «constancia y dedicación» desde su desembarco en la isla en 2018. Russo, al que todavía le queda mucho por decir en el campo hasta la vuelta de Antonio Raíllo, vuelve a sonreír de nuevo.

Compartir el artículo

stats