Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión | El gordo antes de navidad

El Mallorca asalta el Wanda Metropolitano

Ganarle al actual campeón de Liga, en su propio campo, es algo que está al alcance de pocos equipos, mucho menos si se trata de uno de esos conjuntos, como el Mallorca, cuya misión vital en el campeonato no es luchar por el título, sino simplemente, y no es poco, salvar la categoría. Los hombres de Luis García lo consiguieron y lo hicieron por méritos propios, porque nunca arrojaron la toalla, conscientes de que tendrían sus oportunidades de gol. El Mallorca supo frenar las embestidas iniciales del Atlético en el inicio de cada periodo y jugó con la ansiedad de un rival que quería resolver el partido por la vía rápida para centrarse en el partido decisivo de la Champions que le espera la semana que viene. Orden defensivo, trabajo de toda la plantilla, magistrales Galarreta y Baba, y descaro en algunos momentos fueron los méritos que acumuló el Mallorca, que creyó en sus posibilidades incluso cuando el marcador se le puso en contra. No hubo derrumbe del equipo tras encajar el gol de Cunha, al contrario. El equipo se fue en busca de algún punto, porque no quería volver de vacío de Madrid por tercera vez. Los cambios aportaron esta vez mucho al equipo y los que entraron desde el banquillo estuvieron en la jugada decisiva que le da al Mallorca tres puntos de oro, que rompen además una larga racha de partidos sin victorias. Al Mallorca le ha tocado el Gordo antes de Navidad.

Compartir el artículo

stats