Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Lo mejor es no mirar hacia el otro lado

Mallorca-Getafe: Otra nueva decepción Efe / RCD Mallorca

El Mallorca ha pegado un bajón de juego tan evidente como sus decepcionantes últimos resultados. Negarlo es absurdo. Algo ha pasado desde aquel fatídico encuentro en Cádiz que el equipo está lejos de mostrar un buen nivel de competitividad. Quizá ni Luis García tiene la respuesta, pero empatar en Son Moix de forma consecutiva ante el Elche y Getafe, rivales directos por no bajar, y el esperpento de Vallecas, está haciendo daño. Como casi todo en la vida, la situación del Mallorca es como se quiera ver. Quizá todos hubieran firmado en verano estar en la jornada quince fuera de los puestos de descenso, pero no hay que engañarse. El equipo no está bien y quizá este es uno de los baches que todos pasan a lo largo de una temporada. Sin embargo, el tema reside en que no vaya todavía a más porque los de abajo se están acercando y aún queda un mundo por delante. Sigo estando convencido que este Mallorca no descenderá, que hay tres equipos peores seguro en esta Primera División, pero todo pasa por recuperar el orden atrás y la alegría en ataque. Ante el Getafe ya no encajó, algo que ya es noticia. Tiene razón el técnico cuando dice que lo normal en la elite es perder más que ganar, pero de los últimos doce encuentros solo han vencido uno, por lo que es mejor no jugar con fuego. Lo mejor es no mirar hacia el otro lado, es el primer paso para volver a sumar de tres.

Compartir el artículo

stats