Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Take Kubo al rescate en el Real Mallorca

El mediapunta japonés deja atrás dos meses en el dique seco por una lesión en el menisco de su rodilla derecha y regresa con el grupo en el momento más complicado del curso - Si su rodilla responde bien estará en la lista este sábado ante el Getafe

Los compañeros le han recibido con un tradicional "pasillo" de collejas.

Ya tocaban buenas noticias en el Mallorca. Inmersos en una crisis de resultados, con solo una victoria en los últimos once encuentros y agarrándose con uñas y dientes al colchón de puntos logrado en las primeras jornadas, Luis García Plaza tiene un nuevo motivo para sonreír en la ciudad deportiva de Son Bibiloni. Take Kubo, el fichaje más diferencial del verano, ha regresado hoy a los entrenamientos con el grupo y, si el menisco de su rodilla derecha responde bien, estará en la lista para el duelo de este sábado ante el Getafe

Han sido dos meses complicados para el futbolista nipón. Al paso por la jornada 7, que correspondió al duelo con el Real Madrid en el que cayó lesionado, Kubo había sido titular en seis encuentros, siendo el inaugural ante el Betis la única excepción. El choque ante el conjunto madridista, especial siempre para él al ser su equipo de origen, acabó de la peor de las maneras. En el descanso tuvo que pedir el cambio y, aunque a priori todo hacía indicar que no era algo grave, las pruebas médicas a las que se sometió dejaron claro que pasaría tiempo hasta que se le volviese a ver vistiendo la camiseta del Mallorca. 

Pero todo eso ha quedado atrás ya, aunque no ha dejado de trabajar ningún día hasta poder unirse de nuevo a la rutina junto a sus compañeros, que le necesitan como agua de mayo. Tras una primera etapa en la que no podía apoyar la pierna, ayudándose de muletas para poder caminar, pasó a realizar trabajo con los fisios del equipo. Hace dos semanas, cambió la sala de máquinas y las camillas por los primeros trotes sobre el verde, dando a entender que los plazos de recuperación iban por el buen camino. Ahora, con todo eso ya formando parte del pasado, Luis García recupera a un activo diferencial para su línea de ataque.

Se espera que su entrada en el equipo sea gradual, aumentando cada vez más los minutos de juego

decoration

En su ausencia, el equipo solo ha conseguido sumar una victoria (ante el Levante 1-0). El técnico del Mallorca, que ya avisó la semana pasada de que había posibilidades de que Kubo regresase para el duelo ante el Getafe –las previsiones más optimistas hace unas semanas apuntaban a que estaría disponible el próximo 4 de diciembre ante el Atlético de Madrid– vuelve a contar con un jugador que le dará un salto de nivel muy considerable al equipo.

Take Kubo cuenta con la capacidad de decidir partidos. Además de ser una amenaza constante para el equipo rival a la hora de defender, teniendo normalmente que ocupar a dos defensores para cerrarle espacios, le dará al Mallorca de nuevo imaginación y chispa en ataque, un aspecto que ha perdido con su baja y que ha paliado como ha podido Kang In Lee, aunque de manera intermitente. El nipón es extremadamente habilidoso con el balón y no hay partido en el que no pruebe fortuna con un disparo que poco a poco va mejorando.

A pesar de que se espera que su incorporación al terreno de juego sea progresiva y controlada para evitar recaídas innecesarias, Luis García contará ahora con un nuevo y bendito problema para formular la línea de tres por detrás del delantero. Hasta el momento está bastante definida, con Dani Rodríguez y Kang In como fijos y un puesto que baila entre Amath y Antonio. Esta posición será, una vez esté al 100%, la que en principio recuperará Take y que servirá para aportar mayor calidad en el tramo final del terreno de juego, algo que ha escaseado bastante en los últimos partidos. 

Kubo aportará chispa e imaginación en la línea de tres cuartos, algo que ha escaseado en las últimas jornadas

decoration

Sea como sea, el regreso de Kubo es una magnífica noticia para los intereses del Mallorca. La mala racha del equipo, que parece haber perdido la alegría por competir de las primeras jornadas, puede dar un vuelco con su regreso. Pero no hay que engañarse, no todo dependerá de un jugador. Son muchos los frentes que tiene abiertos Luis García, como frenar la sangría de goles en contra o saber cerrar los partidos. Pero por algo se empieza.

Compartir el artículo

stats