Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Se puede perder, pero nunca así

Esperpéntico Mallorca en Vallecas (3-1) Efe

En el fútbol, en el deporte, hay diferentes formas de perder, pero nunca de la forma en que lo hizo ayer el Mallorca en Vallecas. Un equipo, el de Luis García, apático, por momentos pasota, sin la más mínima intensidad y dejando que el Rayo, que es un buen equipo, pareciera galáctico. Que no es para tanto. Como muy bien dijo el técnico al final del partido, el Mallorca de ayer hubiera perdido ante cualquier rival, no solo ante este ejemplar Rayo de Iraola, sin duda la auténtica revelación del campeonato.

El partido de todos los jugadores, excepto de un Kang In Lee que fue el único que lo intentó, fue lamentable, de vergüenza ajena. Con quince días para preparar el partido, no se puede entrar al terreno de juego con esta pájara monumental que exhibió el equipo. Si en Primera no compites estás muerto, y eso es lo que pareció el equipo ayer, sin alma, sin un mínimo de amor propio. Hombres como Battaglia, Antonio Sánchez, Fer Niño y así hasta el infinito, no aprovecharon su oportunidad. Russo ha bajado el rendimiento, Galarreta fue una sombra de lo que es y hasta Maffeo estuvo mal.

El equipo debe ponerse las pilas ya porque actuaciones como las de ayer conducirán al equipo al pozo de la tabla. Ante el Getafe debe producirse un imprescindible lavado de cara.

Compartir el artículo

stats