Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

primera división
Manolo Reina Capitán del Real Mallorca

«Greif es el portero del futuro, pero tendrá que buscar su hueco»

El guardameta malagueño confía en poder renovar por el conjunto bermellón a final de temporada: «Ojalá, yo me siento muy a gusto aquí»

Manolo Reina: "Vamos por el buen camino"

Manolo Reina: "Vamos por el buen camino" Elena García

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Manolo Reina: "Vamos por el buen camino" Elena García

El capitán del Real Mallorca (Villanueva del Trabuco, 1985), que finaliza contrato el próximo 30 de junio, apuesta firmemente por la salvación del equipo «porque las sensaciones son totalmente diferentes a las de hace dos años». El andaluz habla sobre el «dolor» que le causó su suplencia frente a Osasuna y reconoce que fue «inevitable no relacionarlo» con el 6 a 1 en el Bernabéu

Al paso por el primer tercio del campeonato, ¿este Mallorca se salva?

Sí, al menos vamos por el buen camino. Sabemos que la Primera División es una categoría muy exigente y tenemos que aprender de los últimos partidos en los que se han escapado puntos en el descuento.

Hace dos temporadas, en esta misma jornada, solo sumaban un punto menos. Todos sabemos cómo acabó la historia.

Sí, pero este año las sensaciones son totalmente diferentes. Hemos empatado muchos partidos que estábamos cerca de ganar. El equipo compite y se siente bien.

Desde fuera, desde luego, se ve a un equipo que da la cara.

Creo que el partido en el Bernabéu fue el único un poco raro. En el resto el equipo ha dado la cara y la mayoría de veces hemos estado más cerca de la victoria que del empate. El descuento nos ha penalizado, pero tenemos que intentar que, si en esos últimos minutos el marcador tiene que moverse, que sea de nuestra parte.

¿Cuál cree que sería el bagaje de puntos justo a estas alturas del campeonato?

Al menos tres puntitos más deberíamos llevar. Ha habido unas cuantas ocasiones en las que nos han metido en los últimos minutos, cuando el partido caía de nuestra parte. Eso te deja un mal sabor de boca, desde luego.

¿Qué necesidad tienen de dejar siempre en vilo a su afición hasta el tiempo de descuento?

Eso me pregunto yo. La verdad es que la afición del Mallorca es sufrida de por sí, lo vemos semana tras semana. Nosotros somos los principales interesados en llegar a los últimos minutos con un resultado más abultado, un 2 a 0 por ejemplo. Bueno, no, un 3 a 0 mejor.

Luis García hablaba de un trabajo con los psicólogos, ¿funciona?

Cada uno sabe lo que le afecta. Quizás hay gente que necesite alguna ayuda para poder gestionar esos últimos minutos, pero creo que tampoco hay que darle muchas vueltas. En la mayoría de los casos han sido jugadas que, por mucho que las trabajes, difícilmente las mejorarás.

«No creo que por haber costado lo que haya costado, le vayan a regalar a Greif la titularidad»

decoration

«No tenemos hombres con gol». Esa frase también es de su entrenador, ¿la comparte?

Tenemos delanteros buenos. Quizás no tengamos un jugador que te haga 20 goles en una temporada, pero lo cierto es que, en los últimos años en el Mallorca siempre se han repartido bastante. De todas formas, considero que llevamos un buen bagaje a favor y además somos un equipo que genera.

Llegaron muchos jugadores en este mercado estival, ¿considera que hay mejor plantilla que hace dos temporadas?

Eso lo podremos valorar al final del año. Sí que es verdad que tenemos una plantilla muy buena. Los jugadores que han llegado lo han hecho con ganas de aportar y los que quedamos de otras temporadas estamos aquí para ayudarles.

¿Quién es el futbolista que más le ha sorprendido?

A Take ya lo conocíamos y creo que no cuenta como nuevo. Quizás Pablo Maffeo, el tío está demostrando ser un pedazo de jugador semana tras semana. Si tuviera que elegir solo a uno, le elegiría a él.

Lo que sí que tiene es más competencia en la portería.

Greif es un compañero como cualquier otro. Nos llevamos muy bien. Intentamos ayudarnos y eso es lo importante, lo positivo para el equipo.

¿Cómo es su relación?

Muy buena. De vez en cuando le hago alguna broma y creo que no pilla la mitad, pero bueno. Intento hablarle en español y un poquito en inglés, para yo también practicar, pero lo cierto es que tenemos una relación muy buena.

¿Cuánto le dolió su suplencia ante Osasuna?

Todo lo que sea ser suplente y, sobre todo, viniendo como venía de encajar seis goles en el Bernabéu, es lógico que duela. Lo importante ahí es ver que el equipo está por encima de todo. Si Luis García decidió eso, hay que acatarlo, pero yo siempre que no juego estoy molesto. Lo que me preocuparía de verdad es que no me doliera y no sintiera nada. De todas formas, creo que el Mallorca tiene la portería bien cubierta, juegue quien juegue.

¿Cree que fue un castigo por el 6 a 1 encajado frente al Real Madrid?

Hombre, es verdad que, si encajas en un partido seis goles y luego te quitan, es inevitable no relacionarlo. En ese momento el míster pensó que era lo mejor y yo ahí ya no podía hacer nada más.

Greif es un futbolista que ha costado mucho dinero a las arcas del club, ¿eso puede generar una presión añadida a Luis García?

Entiendo que es una pregunta para el míster. Es evidente que es el portero del futuro porque han hecho una inversión grande en él, pero a partir de ahí, tendrá que buscar su momento y su hueco. No creo que por haber costado lo que haya costado le vayan a regalar el poder jugar. Todos coincidimos en que es el portero del futuro y además de bueno bajo los palos, es muy buen chaval.

Usted ya estaba avisado del ‘modus operandi’ de Luis García. En el Levante alternó suplencias con titularidades durante casi tres temporadas.

Es verdad que en aquella época Luis García nos alternó en la portería un par de veces. El equipo no andaba bien y es el entrenador el que manda y quien debe gestionar el grupo. Si es su manera de ver las cosas, él es el que decide y nosotros estamos ahí para trabajar, ayudar y estar preparados.

¿Esa situación mina la moral de un portero?

A mí normalmente me hace enfadarme, porque soy así, pero también trabajar más. No soy un jugador que tire la toalla, todo lo contrario. Una suplencia hace que me motive y me esfuerce más si cabe. No hay nada más importante para mí que el poder ir a casa pensando que las cosas que he hecho las he hecho habiéndolo dado todo.

Tiene al mallorquinismo dividido, ¿eso le afecta?

Llevo cinco años aquí y sé que he tenido partidos mejores y partidos peores. En la portería a veces hay rachas. Sé que en algunos goles no he estado todo lo acertado que podía, pero tampoco lo están todos los porteros de Primera División. Lo que está claro es que este año, al menos hasta el 30 de junio, voy a estar aquí y voy a dar la lata y tratar de convencer al míster, que es a quien verdaderamente tengo que convencer.

«Uno no es muy malo una semana por encajar seis goles, ni Casillas a la siguiente por parar un penalti»

decoration

¿Uno consigue no leer las redes sociales?

Las redes están ahí y es algo con lo que convivimos. Normalmente intento no leer mucho, ni cuando las cosas van bien, ni cuando van mal. Uno no es muy malo una semana porque le metan seis tantos, ni Iker Casillas a la siguiente por parar un penalti. Hay que mantenerse y confiar en uno mismo.

Luis García aseguró que le habían parecido desproporcionadas las críticas que había recibido. ¿Lo pasó mal esa semana?

Sí lo pasé mal. Todo viene a partir de la jugada ante la Real Sociedad. A la gente le gusta mucho hablar y buscar la ocasión para hacer daño en una situación en la que quizás no tienen ni idea. Es una jugada en la que puede ser que pueda parar el balón, pero también hay que tener en cuenta que le había rebotado a Russo, me había pillado para el otro lado… A veces te da la sensación de que la gente esté esperando el error para ser oportunista… Si estás pendiente de todo lo que te dice la gente, te puedes volver loco. Yo me quedo con la confianza que me demuestra el estadio, porque en las redes hay mucho cobarde que se esconde detrás de un perfil falso para decir tonterías que no tienen ni sentido.

En el último partido se convirtió en el jugador con más minutos de la actual plantilla, superando a Lago. ¿Se esperaba algo así cuando aterrizó en la isla aquel 6 de julio de 2017?

Cuando llegué ese verano para mí era impensable que a día de hoy podría seguir aquí y menos que sería el futbolista con más minutos de la actual plantilla. Es algo que te halaga.

¿Cuál ha sido el peor y el mejor momento de estas cinco temporadas?

Para el mejor me quedaría con el ascenso ante el Deportivo. Eso se quedará siempre grabado en el corazón. Recuerdo ese día por la mañana… Todo el mundo parecía que creía, pero dentro algo nos decía que iba a ser muy complicado. El peor momento creo que fue el del descenso de Primera a Segunda. Todos confiábamos en que podíamos conseguirlo. Estábamos en la buena línea, pero el confinamiento nos cortó.

En este tiempo lleva dos renovaciones, ¿habrá una tercera?

Ojalá. Yo estoy muy bien aquí. Físicamente me encuentro muy bien, entreno todos los días y no tengo ningún problema. Mallorca me ha tratado como si fuera uno más y ojalá pueda seguir. Hasta el 30 de junio todavía queda tiempo para hablar. Ahora mismo mi labor es poner todo lo que tengo para que el equipo se quede en Primera y luego veremos qué pasa.

El portero del Real Mallorca, Reina, muestra el brazalete de capitán. |  MANU MIELNIEZUK

El portero del Real Mallorca, Reina, muestra el brazalete de capitán. | MANU MIELNIEZUK

¿Hasta qué edad se ve compitiendo?

Tengo 36 años ahora, en abril cumpliré los 37 y me encuentro genial. ¿Hasta cuándo? Yo quiero llegar hasta los 40, pero veremos si es posible. Me encantaría seguir disfrutando tres añitos más del fútbol. A estas edades lo importante es no tener una lesión importante, pero mi intención es alargar esto lo máximo posible.

¿Ya ha pensado qué habrá después del fútbol?

No. Muchas veces me lo pregunto: me tumbo en el sofá y pienso, pero al final la vida me ha demostrado que, por mucho que planees las cosas, todo puede dar un vuelco en cuestión de segundos.

Abdón, Raíllo, Salva, Sastre, Lago y usted… Queda muy poco ya de ese Mallorca de Segunda B. ¿Sigue existiendo un vínculo especial entre ustedes?

Evidentemente lo ha habido, lo hay y lo seguirá habiendo. Son muchos años los que hemos estado juntos. Con Lago, por ejemplo, llevo aquí prácticamente cinco años, pero es que también estuve dos años más con él. He estado con Lago más que con mi mujer (ríe). Creo que, sobre todo el año de Segunda B y el siguiente de Segunda, hicimos una piña increíble y tenemos un vínculo especial.

Durante todos estos años ha sido compañero de habitación de Raíllo. Es de los jugadores que mejor le conoce, ¿cómo se encuentra anímicamente?

Está jodido. Es un jugador que está una semana lesionado y a la siguiente ya quiere jugar, aunque le digan que no puede. Es una situación complicada para él. Ojalá con la operación vaya evolucionando y en su cabeza vuelva la ilusión. Sé que está siendo un momento difícil para él porque es muy competitivo y siempre quiere ayudar. Muchas veces va de fuertote, pero creo que por dentro lo está pasando mal. He de decir que al principio le decíamos: ‘Joer qué relax, que bien se está sin ti. Quédate en tu casa’. Pero luego empiezas a echarle de menos. En el vestuario se nota mucho su ausencia.

Hablando de lesionados… ¿cómo fue el regreso de Kubo? Dio la sensación de que no había pasado una temporada por en medio.

De hecho, no quiere pagar una comida por nuevo porque dice que él no es nuevo en esta plantilla, pero la va a tener que pagar igualmente. Además, el tío se fue en Segunda, esperó a que nosotros remáramos y vuelve en Primera, es muy listo (ríe). Es un tío al que le gusta mucho la broma y que es muy fácil tenerlo en el vestuario.

Para bien y para mal, ¿qué equipos le están sorprendiendo esta temporada?

Para bien, creo que el Rayo Vallecano y el Osasuna. Para mal, hay algunos de los equipos que están metidos en la parte de abajo y que nadie se lo podía imaginar, pero creo que son muy buenas plantillas y que al final saldrán de ahí, por eso sabemos que vamos a tener que apretar para no pasarlo nosotros mal.

Me siento en la obligación de preguntarle, siendo además el capitán, ¿cómo han sentado en el vestuario las noticias sobre Robert Sarver?

Si te digo la verdad, dentro del vestuario creo que hay gente que ni se ha enterado. Es un tema que no hablamos porque no sabemos de él. Al final cuando no sabes de algo, es mejor no opinar.

¿Usted ha tenido mucho trato con él a lo largo de estas cinco temporadas?

Siempre me ha parecido un tío muy respetuoso y encantador. Cuando hemos necesitado algo siempre lo hemos tenido y solo tenemos palabras buenas hacia él.

EN CORTO

P ¿El equipo en el que más ha disfrutado durante su carrera?

R En el Mallorca.

P ¿El entrenador que más le ha marcado?

R Vicente Moreno.

P Defina a Luis García en una palabra.

R Fenómeno.

P ¿Quién es más exigente, Luis García o Moreno?

R Son diferentes, pero los dos.

P ¿Cuántas veces ha probado la paella del míster?

R Ninguna. No nos ha invitado. Mucha foto, pero nada.

P Con Greif, ¿en qué idioma habla?

R El ‘spanglish’ y cuando eso no funciona, ya me paso a las señas.

P ¿Su mejor amigo dentro del vestuario?

R Abdón.

P ¿Qué jugador todavía tiene mucho que demostrar este curso?

R Creo que Kang In Lee.

P Una vez se retire, ¿Mallorca o Málaga?

R Málaga.

P ¿Se ve como entrenador en un futuro?

R No.

P ¿En qué posición acabará el equipo esta temporada?

R Duodécimo.

P ¿Cuántas veces busca su nombre en Twitter a lo largo de la semana?

R Ninguna.

P ¿Estiró de las orejas a Dani Rodríguez por su tuit?

R Un poquito, aunque tiene razón.

Compartir el artículo

stats