Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA DIVISIÓN

ESPN exige a quienes cargan contra Sarver que firmen un documento de responsabilidad

La cadena cuenta con medio centenar de testimonios pero retrasa la emisión para protegerse ante acciones legales del dueño del Mallorca

Robert Sarver, dueño del Real Mallorca, prepara acciones legales contra el canal ESPN.

Una semana después de que la bomba explotara en Arizona, pocos detalles más se conocen sobre las acusaciones vertidas sobre Robert Sarver, dueño de los Suns y propietario del Real Mallorca, tildándolo de “racista, sexista y acosador”.

El canal estadounidense ESPN tiene preparado un reportaje en el que participan más de 50 entrevistados y, aunque en un principio este documento tenía que haber visto la luz esta semana, parece que ESPN no quiere pillarse los dedos y antes de su emisión se está encargando de tener absolutamente todos los cabos atados.

Al parecer, el canal especializado en deportes de Estados Unidos está muy preocupado por los aspectos legales del informe y la demanda que preparan los Phoenix Suns una vez sea emitido el reportaje, de ahí que el departamento legal de ESPN se haya puesto en contacto con todos los entrevistados relacionados con el caso Sarver para que firmen un documento de responsabilidad que exima totalmente a la cadena televisiva en caso de reclamación.

Este procedimiento ha retrasado los tiempos, ya que varios de los participantes en el documental no están ahora dispuestos a aceptar dichas condiciones y exigen a la cadena que su imagen no sea emitida o, en el mejor de los casos, quieren repetir la entrevista.

Este contratiempo con el que no contaba ESPN, y que lo provocó precisamente el periodista que dio a conocer las acusaciones sobre el empresario de 59 años, ha dado un gran margen de maniobra al departamento legal del empresario norteamericano. En cuanto Jordan Schultz publicó su incendiario tuit, la franquicia, así como el propio Sarver y varios de sus socios, salieron en defensa del magnate de Arizona y avisaron a la cadena de la posibilidad de emprender acciones legales en caso de ser necesario: “Con respecto a los informes recientes sobre un próximo artículo de ESPN, simplemente diremos que somos conscientes de las acusaciones falsas que contienen y planeamos responder en consecuencia”.

La afición de los Phoenix Suns está muy preocupada por la repercusión que puede tener en la franquicia esta bomba informativa. Todo ello se suma a los malos resultados que está cosechando su equipo en este inicio del campeonato en la NBA y que no están ayudando a calmar los ánimos. En los cuatro partidos que ha diputado hasta la fecha el equipo de Arizona, solo ha ganado el que jugó frente a los Lakers (105-115), precisamente disputado solo unas horas después de que se dieran a conocer las acusaciones sobre el empresario.

Pese a dicho contratiempo, ESPN tiene claro que no va echarse atrás después de haber estado trabajando durante casi un año en un reportaje que, tarde o temprano, quieren que vea la luz.  

Compartir el artículo

stats