Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión | El Mallorca no descenderá

Los jugadores del Mallorca celebran el gol de Ángel. RCDM

No tengo una bola de cristal, pero estoy convencido de que este Mallorca no descenderá a Segunda. Por supuesto que puedo equivocarme, apenas se llevan diez jornadas y hay numerosas variables incontrolables, pero este equipo no da señales para desquiciarse. Y es importante destacarlo justo ahora, cuando una buena parte del mallorquinismo siente rabia y frustración por lo de Anoeta y Mestalla. Es difícil de entender cómo ha dejado escapar tres puntos en el último suspiro de estos dos encuentros, su inocencia es para tirarse de los pelos, pero de esto también se aprende. La realidad es que ha competido como visitante a un gran nivel ante dos rivales que están varios escalones por encima. Y eso es con lo que hay que quedarse porque, si sigue así, llegarán las victorias a domicilio como la de Mendizorroza. Por supuesto que el Mallorca va a sufrir, que va a perder más que a ganar, y el que crea lo contrario es un ingenuo, pero hasta el momento está demostrando que quiere quedarse en la Primera División y, lo más importante, que sabe cómo hacerlo. A pesar de que le faltan dos piezas como Raíllo y Take, estos doce puntos que le mantienen lejos del descenso se antojan pocos por sus méritos. En defensa está mostrando un buen tono y en ataque tiene días, pero hay mimbres para hacer un cesto más que digno. No hay motivos para disparar las alarmas, así que mejor alejarse de las histerias que suelen acompañar decepciones como estas.

Compartir el artículo

stats