Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mallorca esperará a la reforma de Son Moix para cambiar los asientos

Tanto el club como el Ajuntament descartan a corto plazo la sustitución de las localidades por su elevado coste, dos millones

El Mallorca esperará a la reforma de Son Moix para cambiar los asientos. Manu Mielniezuk

El Mallorca esperará a la reforma integral de Son Moix para cambiar los asientos. A pesar de las numerosas quejas de los abonados, que lamentan desde hace tiempo el mal estado de las localidades en la que disfrutan de los partidos en el estadio, el club reconoce que esta temporada no se va a poder solucionar el controvertido tema. En la planta noble son plenamente conscientes de las molestias que acarrea a sus fieles, aunque consideran que no tienen margen de maniobra.

El Mallorca esperará a la reforma de Son Moix para cambiar los asientos

El Mallorca esperará a la reforma de Son Moix para cambiar los asientos

Ya no queda ningún remanente de asientos de ese modelo, que hace años que ya no se fabrica y del que ya no podría instalar un recambio idéntico al que hay. «Es que ya no existe», apuntan fuentes de la entidad. Pero hay más. Como la vida útil de estas localidades oscila entre los diez y quince años, y el estadio tiene veintiuno (se inauguró en julio de 1999), el Mallorca considera que debería ser el propietario del recinto, el Ajuntament de Palma, el que se hiciera cargo del coste del cambio de los nuevos asientos por la obsolescencia de la instalación. De hecho, se estima en cerca de dos millones de euros la sustitución de las cerca de 24.000 viejas sillas.

El Mallorca esperará a la reforma de Son Moix para cambiar los asientos

El Mallorca esperará a la reforma de Son Moix para cambiar los asientos

Fuentes de Cort reconocen que han mantenido conversaciones con el presidente Andy Kohlberg y el CEO de Negocio, Alfonso Díaz, sobre este asunto. Los esfuerzos se centran ahora en despejar las trabas para que se pueda llevar a cabo, ya a partir del próximo verano como pronto, el inicio de las obras para acercar el terreno de juego a las gradas y eliminar las pistas de atletismo. Eso sí, hay un matiz. Desde la regiduría d’Esports aseguran que en el convenio sobre la cesión de Son Moix -el club tiene un usufructo de cincuenta años- existe una cláusula que explica que se harían cargo del deterioro de la instalación «si hay un previo acuerdo entre las partes». Es decir, no es exactamente lo mismo que piensa el Mallorca, que considera que debe ser el Ajuntament el responsable del cambio de los asientos rotos.

El Mallorca esperará a la reforma de Son Moix para cambiar los asientos

Además, en Cort confiesan que, aunque tuvieran la voluntad de hacerlo, no dispondrían de esos dos millones de forma inmediata y que la burocracia lo retrasaría hasta finales de 2022. «Antes tenemos que sustituir el césped de algunos campos municipales, con la pandemia hemos pasado de 4,8 a dos millones de ingresos», ponen como ejemplo.

El Mallorca esperará a la reforma de Son Moix para cambiar los asientos

En el Mallorca están convencidos de que es el momento de afrontar la reforma de Son Moix. Hay buena sintonía con Cort y, sobre todo, dispone del dinero en la caja tras la inyección económica de CVC Capital Partners para invertir en en una profunda remodelación del estadio.

La previsión es destinar unos veinte millones de euros para cambiar la casa de la entidad con el objetivo de acercar el público a los jugadores. Y, por supuesto, aquí entra la completa sustitución de las vetustas localidades que provocan tantas críticas. Algunos abonados no entienden que si pagan su carnet para animar al equipo no tengan un asiento en condiciones.

Numerosos abonados del Mallorca lamentan desde hace meses en las redes sociales el mal estado de los asientos de Son Moix en los que siguen los partidos de su equipo.

Compartir el artículo

stats