Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

El Mallorca, frágil en los minutos finales

Los bermellones han perdido ante Osasuna y Real Sociedad al filo del descuento por una desconexión de la defensa, demasiado blanda / Ahora tendrían dos puntos más en la clasificación

Dani Rodríguez conduce el balón durante el partido del sábado ante la Real Sociedad.

Más le vale al Mallorca que no se convierta en una tendencia. De momento no lo es, pero la realidad es que los dos anteriores partidos que ha perdido se han escapado en el último suspiro. Dos puntos que estaban en el zurrón a falta de los minutos de descuentos de los encuentros ante Osasuna (2-3) y Real Sociedad (1-0) que ahora serían todo un regalo en la clasificación. En lugar de los once actuales, podría presumir de trece, pero dos errores defensivos en el peor momento, cuando ya no hay margen de reacción, le han dejado sin ese plus.

El duelo ante los donostiarras todavía escuece, por mucho que se disputara en la noche del sábado. Los bermellones dejaron escapar una sensacional oportunidad de puntuar en el Reale Arena, todo un escenario de prestigio. Y se las prometían muy felices cuando se quedaron con un futbolista más sobre el césped por la expulsión de Aihen al filo del descanso. La actuación de la primera mitad, con un equipo intenso, solidario y ordenado atrás, a pesar de ser impotente en ataque, invitaba al optimismo, pero la segunda parte fue un chasco. Primero porque fue incapaz de hacer valer que estaba con uno más sobre el terreno de juego, con escasas llegadas al área de Remiro, y después porque concedió un gol imperdonable. Quizá era muy difícil ganar, pero de ninguna manera era un encuentro para perder. Por eso es difícil de entender cómo en el minuto 89:31 encajara el tanto que les dejó pasmados tirando por la borda todo el trabajo anterior. 

El Mallorca había defendido bien, casi sin fisuras, pero la desconexión en ese instante fue decisiva para que Lobete, sin oposición de los Valjent, Russo y compañía, unos espectadores más, batiera a Reina. Es cierto que el portero, despistado porque el balón le tocó al argentino, pudo hacer algo más, pero las culpas no se pueden dirigir solo al de Villanueva del Trabuco. 

Hace tres jornadas, pero con Dominik Greif en la portería, sucedió algo parecido. Los de Luis García Plaza se quedaron perplejos al quedarse sin sumar en Son Moix ante Osasuna en un duelo que dominaban al descanso por 2-1. Íñigo Pérez había logrado empatar gracias a un sensacional gol de falta y todo apuntaba que el empate a dos iba a ser definitivo, sobre todo porque el Mallorca no conseguía desatascar su ataque. 

No obstante, en el minuto 88, otra vez con el árbitro mirando el reloj, la zaga se mostró muy blanda y Javi Martínez logró elevar el 2-3 en el electrónico. Ver para creer. Fue otro palos de los que duelen y que hay que evitar a toda costa. Incluso en el triunfo ante el Levante, Mboula cometió un penalti en el minuto 85 que podría haber enviado al traste el 1-0. Pero Reina, esta vez sí, fue el héroe parando el lanzamiento de Morales. La concentración debe llegar hasta que el árbitro pita el final. Visto lo visto, no le queda otra.

Sarver 90 millones por cuatro años a Bridges

Robert Sarver, propietario del Real Mallorca, se ha rascado el bolsillo para mantener en Los Phoenix Suns de la NBA, del que también es el dueño, a Mikal Bridges. El alero, uno de los jugadores con más futuro de la competición por su capacidad defensiva, seguirá con los de Arizona después de llegar a un acuerdo para ampliar su contrato. El baloncestista, de 25 años, cobrará la friolera de 90 millones de dólares por cuatro años. Es una cantidad que está a años luz de las que Sarver paga a los futbolistas del Mallorca y que evidencia la capacidad económica del norteamericano. De hecho, el que más cobra en Son Moix es Takefusa Kubo, con un salario que ronda los dos millones de euros. Bridges, número 10 del draft de 2018, promedió 13,5 puntos, 4,3 rebotes, 2,1 asistencias y 1,1 robos de balón con un 42,5% de acierto desde el perímetro durante la pasada campaña. 

Compartir el artículo

stats