Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA DIVISIÓN

El Mallorca perdona a la Real y sale escarmentado de Anoeta

El conjunto bermellón desaprovecha su superioridad numérica en la segunda parte y encaja un tanto de Lobete en el último minuto

33

El Mallorca perdona a la Real y sale escarmentado de Anoeta Efe / Europa Press

 ¡Con cara de tontos! Así se quedaron los jugadores del Mallorca tras el partido disputado este sábado ante la Real Sociedad. El conjunto bermellón salió escarmentado de Anoeta tras encajar un tanto en el último minuto de las botas de Lobete (1-0). Los rojillos, que no supieron aprovechar su superioridad numérica tras la expulsión de Aihen al filo del descanso, vieron como incluso el empate se les iba de las manos tras una segunda parte en la que el único que puso toda la carne en el asador fue Luis García.

Quizás el Mallorca no mereció un castigo tan cruel y menos por cómo se produjo, pero cuando un equipo que lo tiene todo a su favor deja desaprovechar así las oportunidades, lo lógico es que pase lo que acabó sucediendo en Anoeta. La Real tiró de corazón ante un Mallorca que solo puso algo de cabeza y en este tipo de historias la peor parte siempre es para el que no arriesga. 

Aprobó Luis García, con sus cambios atrevidos y yendo a por el partido, y suspendieron los jugadores, al menos en la segunda parte, irreconocibles tras lo visto en los primeros 45 minutos, donde mostraron un orden y una intensidad digna de elogiar.  

Tres fueron las novedades que introdujo el técnico bermellón con respecto al último once. La de Battaglia en sustitución de Baba, quien tan solo completó un entrenamiento esta semana debido a los compromisos internacionales, la de Ángel por Fer Niño, como premio al tanto firmado por el tinerfeño que dio la victoria a los bermellones en el último partido frente al Levante, y la de Oliván por Jaume Costa, obligada por la lesión del lateral valenciano.

Enfrente el Mallorca se topaba con una Real Sociedad mermada por las bajas y cuya gran ausencia la protagonizó Mikel Oyarzabal. El eibarrés sufrió una lesión muscular durante el último entrenamiento en Zubieta que le mantendrá apartado de los terrenos de juego durante varias semanas. Imanol Alguacil introdujo cuatro cambios con respecto al último once donostiarra, en el que Portu, Januzaj e Isak formaron en ataque. 

El Mallorca más alegre saltó al césped del Reale Arena ejerciendo una presión alta y jugando a una gran intensidad, como si no supiera que delante, y en ese preciso instante, se encontraba el actual líder de LaLiga. La Real dominaba, pero el conjunto bermellón sostenía la situación, replegando a una gran velocidad e intentado, mediante una gran presión, provocar el fallo del rival. 

Los de Luis García no empezaron a verle las orejas al lobo hasta pasado el cuarto de hora de partido. Robert Navarro golpeó desde la frontal un balón tras un gran taconzado de Januzaj, pero el esférico se marchó por encima de la portería. La siguiente, también realista, ya fue pasada la media hora. Reina salvó con la yema de los dedos un balón envenenado de Merino. Al filo del descanso la tuvo Isak, pero su tanto fue anulado por claro fuera de juego. Y eso fue todo, porque aunque el Mallorca estuvo plantado y serio, no se aproximó a la portería de Remiro que fue un espectador más.

La gran intensidad del partido pasó factura a los donostiarras, que en el tiempo de descuento vieron como el colegiado González Fuertes expulsaba a Aihen por doble amarilla. El defensa navarro, muy revolucionado durante toda la primera parte, midió horrible al corte de un balón, llegó tarde, soltó la pierna y derribó a Galarreta. Teniendo tarjeta amarilla fue una auténtica imprudencia la jugada del vasco. 

La Real Sociedad tiró de corazón ante un equipo, el de Luis García, que solo fue capaz de poner algo de cabeza

decoration

El partido dio un vuelco, al menos en los primeros minutos del segundo periodo. Al Mallorca parecía que el empate no le bastaba y la Real Sociedad a duras penas conseguía ensamblar las piezas que Imanol había introducido en el tablero con la entrada de Gorosabel y Zubimendi

No tardaron los rojillos en llamar a la puerta. Avisó Ángel, con un gol que fue anulado correctamente por controlar el esférico con la mano y se destapó también Luis García desde el banquillo, dando entrada a Salva y Fer Niño por Battaglia y Amath. Los cambios, que debían ser ese plus que buscaba el equipo para sentenciar el encuentro, produjeron el efecto contrario. Ni se vio a los nuevos y se dejó de ver a los antiguos. La Real no mordía con excesivo peligro, pero el Mallorca tampoco daba mucho más miedo. 

Pero cuando parecía que el empate contentaba a ambos, ya en el 90, apareció Lobete. El futbolista de la Real recibió en la frontal y recortó para hacer un hueco en el disparo. El balón golpeó a Russo y se introdujo al fondo de la red, pudiendo Reina haber estado un poco más acertado.

Ya no hubo tiempo para más. El Mallorca se fue de Anoeta como llegó, con once puntos en el casillero y aceptando una cruel derrota ante los donostiarras. 

Ficha técnica:

Real Sociedad: Remiro; Zaldua, Aritz, Le Normand, Aihen; Guevara (Gorosabel, min. 46), Merino, Navarro (Zubimendi, min. 46); Januzaj (Sorloth, min. 66), Portu e Isak (Lobete, min. 66).

Real Mallorca: Reina; Maffeo, Valjent, Russo, Brial Oliván; Battaglia (Salva Sevilla, min. 62), Galarreta (Baba, min. 77); Kang In Lee (Mboula, min. 85), Dani Rodríguez, Amath (Fer Niño, min. 62) y Ángel (Abdón, min. 77).

Goles: 1-0: Lobete (min. 90).

Árbitro: González Fuertes (Comité asturiano).

Tarjetas amarillas: Aihen (min. 13), Battaglia (min. 41), Portu (min. 45), Ángel (min. 45), Dani Rodríguez (min. 84),

Tarjetas rojas: Aihen, por doble amarilla tras una entrada a Galarreta (min. 45).

Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada, disputado en la Reale Arena.

Compartir el artículo

stats