Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Real Mallorca: Tres partidos, ocho escenarios

Los tres próximos compromisos del Mallorca ante la Real Sociedad, Valencia y Sevilla, en solo diez días, pondrán a prueba el nivel del equipo - Sumar tres o más puntos garantizaría seguir instalado en la zona tranquila de la clasificación

Luis García aplaude durante el último partido ante el Levante. | RCDM

«Puede ser un buen momento para ver el nivel que tenemos como plantilla. Hay que demostrar que contra los equipos grandes también competimos fuera de casa». De esta manera definía el lateral Jaume Costa en la entrevista concedida el lunes a este diario el calendario más inmediato del Mallorca. Real Sociedad (sábado 17 a las 21 horas), Valencia (sábado 23 a las 14 horas) y Sevilla (miércoles 27 a las 19 horas) se cruzan en el camino de los bermellones en tan solo una semana y media. Tres partidos y nueve puntos que contemplan varios escenarios que pueden hacer que continúe la tranquilidad en Son Moix, que los puestos de descenso empiecen a pisarle los talones o que les sitúe en un posición más ambiciosa para participar en una pelea por los puestos europeos.

Estos tres partidos son importantes para comprobar si la victoria ante el Levante ha cortado la dinámica negativa. Antes del enfrentamiento ante el conjunto granota, los de Luis García sumaban 1 punto de 12, con once goles en contra y habiendo perdido la imagen de equipo seguro atrás. En el contexto más pesimista, puede ocurrir que los bermellones encajen tres derrotas, lo que supondrá inevitablemente descender varios puestos y sumar 4 puntos de 21, un bagaje muy pobre. Cosechar un empate o dos reduciría el daño, aumentará el sentir de que el equipo ha sabido corregir errores y puntuado a domicilio, que no es cosa menor, pero a nivel de puntuación seguiría siendo bajo y habría que estar atentos al resto de resultados para ver si se traduce en un cambio de contexto en la clasificación.

Todo cambia con un triunfo. Uno solo, en cualquiera de los tres enfrentamientos, bastaría para comenzar a arrastrar un saldo positivo y seguir en una media de puntuación que, de continuar, haría que el equipo lograse la permanencia a final de curso. La imagen también contará, pero si el Mallorca consigue derrotar a uno de ellos, llamados a estar en Europa, reforzaría su imagen y convicción de que el plan diseñado por el técnico madrileño es el adecuado.

Lograr al menos una victoria contra alguno de estos tres miuras es el deseo más realista del aficionado mallorquín. Y si a ello se le suma obtener algún que otro empate, todavía más. Lo que está claro es que sumando 3,4 o 5 puntos el equipo seguiría disfrutando de una posición privilegiada en la tabla, manteniendo como poco a raya la distancia de siete puntos frente al descenso.

El Mallorca tiene la oportunidad de dar un golpe sobre la mesa y demostrar que rinde en campos exigentes

decoration

Un escenario que ya haría sonreír en exceso e incluso ilusionarse con algo más que salvarse al grueso mallorquinista sería llegar a sumar dos victorias, solas o junto a un empate. El equipo habría dado un golpe sobre la mesa, dejando claro que lo que sucedió durante la mayor parte del partido en San Mamés y la debacle del Santiago Bernabéu son pesadillas del pasado. De conseguirlo, el equipo se dispararía hasta la cifra de 17 o 18 puntos en la tabla, igual que la que ostenta actualmente el líder de la competición, el Real Madrid. Además, estaría muy cerca de conseguir casi la mitad de los puntos necesarios para la permanencia, cifrada normalmente en los cuarenta puntos.

El supuesto más optimista y por tanto, más complicado, es que los bermellones logren tres victorias. Serían cuatro seguidas contando la del Levante y sin duda, dispararía al equipo en la tabla. El descenso quedaría ya muy lejos y el Mallorca se incrustaría entre los equipos de arriba, codeándose con Rayo Vallecano o Osasuna como equipo revelación del curso.

Priorizando el objetivo de la permanencia, sumar 20 puntos al paso por la jornada 11, cuando todavía quedarían veintiuno en juego de la primera vuelta, sería algo inesperado a principio de curso. En dos semanas se verá qué ha conseguido añadir el Mallorca a su mochila tras los tres partidos. Para empezar llega este sábado, a las 21 horas, el choque ante la Real Sociedad de los internacionales Mikel Oyarzabal, Isak, Mikel Merino, Silva o Januzaj.

0 /1/ 2  PUNTOS

Ninguna victoria. El Mallorca podría ver peligrar su cómoda posición en la tabla y ver los puestos de descenso más cerca en caso de no sumar ningún triunfo en los próximos tres partidos.

3/4/5 PUNTOS

Una puntuación aceptable. A pesar de que los equipos grandes no son el fuerte de este Mallorca por ahora, la tranquilidad en la tabla debe ayudar a conseguir alguna victoria. 

6/7 PUNTOS

Tranquilidad. Si el Mallorca consigue dos victorias (o dos triunfos y un empate) se dispararía a los 17-18 puntos, una cifra que le permitiría mirar hacia arriba en vez de hacia abajo.

9 PUNTOS

El más difícil. Pocos creen que el Mallorca pueda hacer pleno ante los tres rivales teniendo en cuenta sus grandes plantillas. SI lo logra, estaría metido en la lucha por los puestos europeos.

Compartir el artículo

stats