Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

Osasuna, la segunda parte del plan del Mallorca

La apuesta de Luis García, reservando a titulares ante el Real Madrid, pasa por conseguir un resultado positivo en el duelo de mañana ante los navarros, que llegan a la isla con dos triunfos en dos partidos a domicilio

Varios jugadores saludan a aficionados del Mallorca en el Bernabéu. | RCDM

Ganar o, como poco, empatar ante Osasuna. Ese es el único pensamiento que inunda la cabeza del técnico del Mallorca Luis García. El plan del entrenador bermellón, tras negar batalla en el Bernabéu con una alineación plagada de no habituales –por suerte, solo se trataban de tres puntos–, era reservar a la tropa de elite para el duelo de mañana ante los de Arrasate, un rival que no goza del mismo potencial que la escuadra blanca y que lucha por unos objetivos más similares a los suyos.

La alineación que presentó en el feudo blanco, más allá de la desnutrida línea de defensa, fue toda una declaración de intenciones de qué partido tenía prioridad. La lógica dicta que, aun empleando a los titulares, el resultado ante los de Ancelotti no habría sido muy distinto, viendo la distancia sideral que separa a una y otra plantilla. Lo importante llega ahora, ante Osasuna, con un Son Moix que gozará del mejor aspecto del curso y en el que deben empezar a quedarse los tres puntos, puesto que ya son cuatro los que han volado en estas seis primeras jornadas –empates ante Betis (1-1) y Villarreal (0-0)–.

El gran arranque liguero, con ocho puntos en el casillero que ya nadie podrá arrebatar, ha ayudado a que esta semana de tres encuentros, con solo un punto de nueve, sea más llevadera que de costumbre. Pero sacrificar un encuentro por otro conlleva sus riesgos. Luis García ha apostado por sacar las naves ante Osasuna, pero no es un rival que vaya a regalar nada. Puede que en casa se esté mostrando dócil y todavía no haya sumado de tres, pero como visitante solo conoce el sabor de la victoria. Lo hizo en Cádiz (2-3), con una remontada exprés en el descuento. Y también en Vitoria, aprovechando la endeblez de un Alavés en decadencia (0-2).

Exceptuando a Reina, que sigue contando con la total confianza del cuerpo técnico, y la defensa, donde se espera de nuevo a Oliván como central y Jaume Costa de lateral, el resto de líneas presentarán un cambio radical para cumplir con la segunda parte del plan de Luis García. Salva Sevilla y Baba regresarán al centro del campo. Amath y Kang In actuarán en los extremos, con Dani como enganche y Fer Niño en ataque. De ellos, tan solo Baba y el surcoreano se vistieron de corto en el Bernabéu.

El primero de los dos encuentros seguidos en casa – el próximo sábado 2 de octubre visita la isla el Levante de Paco López– está a la vuelta de la esquina y el Mallorca quiere sacudirse el dolor de la amarga derrota con un triunfo reparador.

Afición

Al aumento del aforo en un 60% en el Visit Mallorca Estadi, que permite la entrada de hasta 13.163 espectadores, la cifra más alta de la temporada, se le une que los socios pares que no tenían preferencia ante Osasuna –los impares sí– que han solicitado su entrada han sido todos admitidos, según informó el Mallorca en redes sociales. Si ante el Villarreal (con un 50% de aforo), la cifra oficial fue de 9.168 espectadores, se espera que ante el conjunto navarro la cifra ascienda a cerca de 12.000 aficionados en las gradas de Son Moix.

Compartir el artículo

stats